Luego de una alerta emitida por el expresidente Rafael Correa sobre la posible intención del Gobierno de Ecuador de postergar las elecciones del próximo 7 de febrero, el Ministerio de Finanzas informó hoy a través de un comunicado que desembolsó los 3,6 millones de dólares correspondientes al pago para la seguridad y vigilancia, lo cual asegura el proceso electoral.

La cartera de Finanzas informó que hizo el pago al Ministerio de Defensa para solventar la logística y seguridad de los comicios.

La transferencia se concretó un día después de que el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, reclamara el pago del anticipo por el transporte de los paquetes electorales.

El comunicado señala que en 2020, Finanzas asignó USD 27 millones para que el CNE pueda iniciar los procesos de contratación relacionados con el proceso electoral, y en 2021 otros 64 millones.

Más temprano, el expresidente de Ecuador Rafael Correo había alertado sobre la posibilidad de que una reunión de emergencia del Consejo Nacional Electoral (CNE) podría ser la antesala de un anuncio sobre la postergación de las elecciones, para evitar una victoria del candidato de la alianza izquierdista UNES, Andrés Arauz, quien lidera todos los sondeos de intención de voto.

"Hay una alerta muy seria de que el CNE está reunido para suspender elecciones porque Aráuz gana", escribió el exmandatario esta tarde en su cuenta de Twitter.

"Esto coincide con reunión de (el titular de la Organización de Estados Americanos, Luis) Almagro y (el presidente Lenin) Moreno en Washington para obtener el visto bueno, y la amenaza de que, si no lo hacían, los consejeros serían destituidos el día de mañana", especuló Correa.

En el mismo sentido se pronunció el consultor Amauri Chamorro, vinculado al correismo, quien además tuiteó: "INACEPTABLE @cnegobec comienza a ceder a las presiones de las #FFAA lideradas por Osvaldo Jarrín, violento represor de las marchas de OCT/19. El Ministro de Defensa ayer anunció que no imprimirá la papeleta para el Parlamento Andino para q se posterguen las elecciones".

Chamorro alude al anuncio de ayer del ministro de Defensa de Ecuador, Oswaldo Jarrín, quien habló de retrasos en los pagos, pero no los vinculó a operativo de seguridad de las elecciones sino al dinero destinado a la impresión de boletas electorales de candidatos al Parlamento Andino.

Jarrín dijo que la falta de pago era del CNE y destacó que sin ese dinero se tornaría muy complejo celebrar la primera vuelta electoral el 7 de febrero, con lo que esa elección pasaría para la fecha de una eventual segunda vuelta, prevista para el 11 de abril..

"La papeleta de los parlamentarios andinos definitivamente irá en la segunda vuelta", manifestó el ministro en una rueda de prensa en la sede de su Cartera en Quito.

Jarrín mencionó la existencia de un "problema financiero" tras el acuerdo alcanzado con el CNE para la impresión de papeletas por parte del Instituto Geográfico Militar (IGM).

Indicó que el Ministerio que dirige está pendiente de cobrar una deuda de 3,5 millones de dólares en concepto de gastos logísticos de las Fuerzas Armadas, encargadas en el país de la impresión de papeletas, además de la seguridad y traslado de urnas y material electoral a los centros de voto en todo el territorio nacional.

La noticia llega cuando se sabe que un promedio de nueve encuestadoras coloca al candidato Arauz al frente de la carrera electoral, con el 37,4 por ciento al cierre de las encuestas.

Para que un candidato sea electo en primera vuelta tiene que tener un piso del 40% de los sufragios con una diferencia de al menos 10 puntos respecto del seguidor más inmediato.

Arauz llevaba en un principio a Correa como su candidato de vice, pero la candidatuira del expresidente, radicado en Bélgica, fue rechazada porque tiene abiertas causas judiciales por denuncias de corrupción durante su gestión.

Sin embargo, Arauz no sólo reivindica a Correa sino que hace campaña con una foto-silueta tamaño real del ex mandatario.

El candidato más próximo a Arauz en intención de voto, y único que podría forzar un balotaje el 11 de abril, es el empresario Guillermo Laso, del movimiento CREO, que formó una alianza con el Partido Social Cristiano, que tiene peso propio sobre todo en Guayaquil.

Respecto de la elección de diputados al Parlasur, sobre la que planteó un recurso el movimiento Justicia Social, la titular del CNE, Diana Atamaint, dijo este mediodía al diario local La Hora que "todavía no se ha dicho la última palabra sobre la elección de parlamentarios andinos".

Según la convocatoria aprobada por el CNE, esta elección debería realizarse el próximo 7 de febrero, junto con la de binomio presidencial, asambleístas nacionales, provinciales y del exterior.

Sin embargo, Atamaint no descartó la opción de acoger la respuesta de la Procuraduría General del Estado, para modificar el proceso por fuerza mayor y reagendar la fecha de las elecciones únicamente para parlamentarios andinos. (Télam)