Los agricultores peruanos que mantenían bloqueadas la principal ruta del país desde hacía cinco días levantaron la protesta, que dejó un muerto, luego de que el Congreso derogara anoche la Ley de Promoción Agrícola, informó hoy la prensa local.

Los manifestantes levantaron los piquetes que impedían la circulación de vehículos en la ruta Panamericana después de que el parlamento derogara esa ley de 2000, a la que cuestionaban por considerar que promovía condiciones laborales y salariales precarias, según la radio limeña RPP.

Llevaban cinco días bloqueando esa carretera, la principal del país, en los departamentos Ica, al sur de Lima, y La Libertad, al norte, y en medio de ese conflicto un manifestante murió baleado el jueves en Virú, a 506 kilómetros al norte de la capital.

El presidente Francisco Sagasti celebró el fin de la protesta y señaló que “no debe repetirse” porque “no caben la violencia ni la destrucción, y menos aun la pérdida de vidas” como medio para resolver conflictos.

El mandatario reconoció en un breve mensaje al país que “lamentablemente un sector de empleadores no ha respetado ni cumplido las normas laborales, lo que ha generado situaciones injustas e insostenibles para sus trabajadores”.

Sagasti aseguró que no vetará la decisión del Congreso y que su gobierno seguirá “dialogando para encontrar una fórmula que promueva el desarrollo de la agroexportación, tanto de las empresas grandes como de las medianas y pequeñas”.

“Asimismo, debemos eliminar aquello que dificulte el desarrollo de una sana relación entre empresas y trabajadores”, subrayó, según la agencia de noticias Andina. (Télam)