Letonia anunció hoy que decidió rebajar el nivel de sus relaciones diplomáticas con Rusia y pidió al embajador ruso que abandone el país, horas después de que la vecina Estonia tomara la misma decisión, en ambos casos en solidaridad con Ucrania.

"El embajador de Rusia dejará Letonia como muy tarde el 24 de febrero de 2023", informó el Ministerio de Relaciones Exteriores letón en un comunicado, en el que indica que su embajador en Rusia también abandonará Moscú para esa fecha.

La nota agregó que el Gobierno del país báltico y exrepública soviética tomó la decisión por la ofensiva rusa en Ucrania y en "solidaridad con Estonia y Lituania", informó la agencia de noticias AFP.

"Debido a la brutal agresión rusa contra Ucrania y en solidaridad con Estonia, Letonia rebajará sus relaciones diplomáticas con Rusia a partir del 24 de febrero y reclama que Rusia actúe en consecuencia", dijo el canciller letón, Edgars Rinkevics, a través de un mensaje en en Twitter.

Previamente, Estonia dijo que expulsará al embajador ruso, en una medida similar a la adoptada hora antes por Moscú respecto a su embajador, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Respetamos el principio de reciprocidad en las relaciones con Rusia", indicó en un tuit el Ministerio de Relaciones Exteriores estonio, subrayando que el embajador ruso tendrá que abandonar el país el 7 de febrero, el mismo día que su diplomático deberá dejar Moscú.

Horas antes, Rusia anunció que expulsará al embajador estonio tras denunciar la "rusofobia total" de la república báltica, después de que Estonia hiciera lo propio este mes con 21 diplomáticos rusos y otros empleados de la embajada rusa en Tallin, su ciudad capital.

En los últimos años, tanto Rusia como varios países occidentales han expulsado a diplomáticos, y más aún desde que las fuerzas rusas lanzaran una ofensiva en Ucrania el 24 de febrero de 2022.

Pero es la primera vez que se expulsa a embajadores desde que comenzó el conflicto bélico en Ucrania.



(Télam)