El exvicepresidente de Estados Unidos Mike Pence fue sometido a una operación en la que se le colocó un marcapasos, informaron hoy fuentes partidarias.

Pence, a quien algunos medios dan como un potencial aspirante a buscar la Casa Blanca en las próximas elecciones presidenciales, en 2024, fue intervenido en el Campus Médico Inova Fairfax en Falls Church de Virginia.

"En las últimas dos semanas, el exvicepresidente Pence experimentó síntomas asociados con un ritmo cardíaco lento y, tras consultar con sus médicos, se sometió ayer a un procedimiento”, detalló la oficina del dirigente republicano, de 61 años, en un comunicado.

El texto añadió que la intervención quirúrgica “rutinaria fue un éxito, y se espera que se recupere completamente y vuelva a la actividad normal en los próximos días".

En el mismo comunicado, Pence expresó su gratitud "por el profesionalismo y la atención" que recibió de los médicos y del resto del personal sanitario, reportó la agencia AFP.

Pence había sido diagnosticado con un bloqueo de rama izquierda asintomático, un problema que impide que el sistema de cableado eléctrico del corazón produzca las señales normales que desencadenan un latido.

Aunque guardó perfil bajo y casi no apareció en medios desde desde que él y el expresidente Donald Trump perdieron las elecciones de noviembre, Pence llegó a un acuerdo a principios de este mes para que publicar una autobiografía que se publicará en 2023, el año anterior a las próximas presidenciales.

Tradicionalmente, los políticos estadounidenses que aspiran a un cargo más alto suelen publicar sus autobiografías en un contexto preelectoral. (Télam)