El candidato conservador a la Presidencia de Ecuador, Guillermo Lasso, se retractó hoy del acuerdo alcanzado con Yaku Pérez, postulante del Pahakutik, para el recuento de seis millones de votos de la primera vuelta electoral del 7 de febrero que definirá quién de los dos entra al balotaje, y pidió al Consejo Nacional Electoral (CNE) que ratifique los resultados electorales.

En una carta enviada al CNE, Lasso solicitó que se promulguen los resultados "sin perjuicio de las correspondientes impugnaciones que se hayan presentado conforme a la ley" a pesar de haber acordado con el candidato indígena, Yaku Pérez, un recuento de los votos en 17 de las 24 provincias del país, informó la agencia Europa Press.

Lasso y Pérez se disputan el segundo puesto en el marco de las presidenciales después de haber obtenido el 19,66 por ciento y el 19,61 por ciento de los votos, respectivamente, para competir en la segunda vuelta del 11 de abril con el correista Andrés Arauz, que sacó un 32,06% en la primera vuelta.

El viernes, el CNE anunció que en una reunión con Lasso y Pérez se acordó recontar el cien por cien de los votos en la provincia de Guayas y revisar el 50 por ciento de la votación en otras 16 provincias.

Sin embargo, en su misiva al CNE, Lasso dijo que está de acuerdo con la revisión en Guayas, en el suroeste del país, pero ha matizado que "si hubiera consenso con el resto de candidatos" estaría de acuerdo en acceder al recuento en las provincias de Los Ríos, Mananí, El Oro, Esmeraldas, Pichincha y Bolívar.

"Me parece inoficioso y una pérdida de tiempo abrir el 50 por ciento de las urnas de las otras 9 provincias, que ha escogido unilateralmente el candidato Pérez, ya que en ellas él me ganó ampliamente, y yo acepto el resultado", ha expresado antes de asegurar que no aceptaría "jamás una posible intención de aumentar en esas provincias ilegalmente el resultado en su favor y en mi perjuicio".

Pérez, por su parte, apuntó en su cuenta de Twitter que Lasso no es el mismo que en 2017, dado que durante los últimos cuatro años, a su entender, "ha cogobernado con el peor gobierno, el de (Lenín) Moreno".

"Por eso no tiene ninguna oportunidad de triunfar si llega a la segunda vuelta", ha dicho. "¿Por qué se echa para atrás en el recuento de votos? ¿Qué hizo usted y el CNE que no quieren que sepa el Ecuador? Para usted la política es un juego, para mí es la oportunidad de cambiar la vida de millones de ecuatorianos. Abrir las urnas es defender la democracia", tuiteó Pérez.

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, calcula que el recuento de votos solicitado por Pérez afectará a las urnas de casi 23.000 juntas a escala nacional, según informaciones del diario 'El Comercio'.

"Esto significa que tendremos que revisar, que abrir urnas para hacer conteo voto a voto de 22.810 juntas a nivel nacional. Traducido en número de votos, porque algunas juntas tienen unos 250-300 electores, más o menos, aproximadamente, serán seis millones los votos revisados, según los acuerdos y el compromiso del CNE", ha precisado.

El proceso, destacó, podría llevar quince días en el caso de Guayas, y un periodo algo inferior en el caso del resto de provincias. El organismo prevé que el proceso comience esta semana.

Por su parte, el expresidente Rafael Correa cuestionó en duros términos al actual mandatario, Lenín Moreno, y a los dos candidatos que se disputan el segundo puesto para competir en la segunda vuelta contra su delfín, Arauz.

"Nos robaron hasta el sentido común: Moreno nos acusó de 'policía política', corrupción generalizada, etc., y él era parte del Gobierno. Nos hablan de 14 años de 'correísmo', y los perseguidos somos los 'correístas´'.Hablan de fraude de Correa, y presidenta de CNE es de PK (Pachakutik)", señaló. (Télam)