El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, contó hoy que le ofreció a su par chino, Xi Jinping, negociar un tratando de libre comercio que "permitiría incrementar la venta de banano, de camarón" al gigante asiático y profundizar un vínculo comercial, deficitario y con una abultada deuda para el país sudamericano.

El domingo "tuve la oportunidad de conversar con el presidente Xi Jinping, ampliamos la agenda. Hemos hablado de un tratado de libre comercio que consolidaría y permitiría incrementar la venta de banano, de camarón a la China", aseguró Lasso en una entrevista con el canal TC Televisión, que reprodujo la agencia de noticias AFP.

Entre enero y junio, Ecuador exportó a China 1.411 millones de dólares, mientras importó 1.854 millones de dólares. Pero el déficit comercial no es el único dato que marca la relación bilateral económica.

Ecuador tiene una deuda acumulada con China de 5.189 millones de dólares, según cifras oficiales, y, por eso, Lasso le propuso también a Xi "una reestructuración de la deuda".

China se convirtió en uno de los principales acreedores de Ecuador durante el Gobierno del expresidente Rafael Correa, quien estuvo al frente del país entre 2007 y 2017.

"Pensar en el desarrollo de América Latina sin la China es imposible el día de hoy", expresó el gobernante ecuatoriano, un exbanquero de derecha que cumplió esta semana 100 días en el cargo y que mantuvo el mismo rumbo económico asumido por el sucesor de Correa, Lenin Moreno, que viró políticamente a Estados Unidos y selló un masivo acuerdo con el FMI, muy criticado por el correismo y los movimientos sociales por las reformas que exigió.

Según Lasso, en la conversación con Xi, también se discutió la posibilidad de establecer un laboratorio para fabricar vacunas en Ecuador, un dato no menor ya que más del 60% de las vacunas contra el coronavirus que han sido administradas en ese país sudamericano llegaron desde China. (Télam)