El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, dispuso hoy una reducción de ocho a seis horas del toque de queda nocturno que rige en tres provincias, junto al estado de excepción, donde en las últimas semanas se registraron varios hechos de violencia y ataque a las fuerzas de seguridad, en principio como represalia al traslado de presos a otras cárceles.

"A partir de hoy el toque de queda será desde las 23 hasta las 5", anunció Lasso desde la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

El mandatario había impuesto inicialmente la medida desde las 21 para Esmeraldas, Guayas y Santo Domingo, golpeadas por bandas criminales ligadas al narcotráfico que la semana pasada hicieron estallar coches bomba cerca de estaciones de servicio y balearon sedes policiales.

Sin embargo, el gobernante decidió reducir el tiempo para que "las actividades turísticas puedan abrir sus locales hasta las once de la noche y de esa manera evitar un golpe a esa actividad tan importante", reportó la agencia AFP.

“Con la finalidad de mantener e impulsar la reactivación del país, hemos decretado que a partir de hoy el toque de queda iniciará a las 23 y culminará a las 5”, tuiteó Lasso, que en otro mensaje reseñó que se reunió con autoridades de Esmeraldas “para revisar las acciones ejecutadas en seguridad y además analizar proyectos que aporten a su desarrollo”.

Los ataques de días pasados, que dejaron ocho muertos, fueron aparentemente una respuesta de las bandas criminales a la reubicación carcelaria de más de 2.400 reclusos.

La ofensiva obligó al Ejecutivo a decretar por 45 días un estado de excepción en las tres provincias y movilizó a militares para operativos de control.

Desde febrero del año pasado, la guerra entre bandas se extendió a los penales, y varios enfrentamientos y motines dejaron ya más de 400 presos muertos.

La cuestión de la seguridad empujó hoy a Lasso a anunciar que no iría a Qatar a presenciar el partido inaugural del campeonato mundial masculino de fútbol, que jugarán el local y Ecuador.

“Le he dado las gracias al Emir de Qatar por la invitación para presenciar el partido inaugural entre nuestras selecciones; sin embargo he decidido no asistir. Atender la situación de seguridad del país es mi prioridad”, afirmó Lasso, que enviará en su lugar al vice Alfredo Borrero..

(Télam)