Las manifestaciones realizadas en los últimos cuatro días en Perú, en reclamo de la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, dejaron al menos 67 personas heridas e internadas en diversos hospitales, informó hoy el Ministerio de Salud.

“Durante las manifestaciones públicas a nivel nacional se reportan 67 hospitalizaciones; todos los pacientes reciben atención médica permanente”, indicó el Ministerio en su cuenta de Twitter.

El reporte señaló que entre el miércoles pasado, cuando se reanudaron las protestas, y hoy, la mayoría de las personas hospitalizadas (62) se encontraban en la ciudad andina de Puno, donde el viernes y ayer se produjeron graves choques con fuerzas de seguridad.

Las protestas contra el nuevo gobierno se reiniciaron el miércoles tras un receso por las fiestas de fin de año.

Los manifestantes mantenían hoy bloqueos de rutas en seis de los 24 departamentos del país, incluyendo regiones turísticas como Puno, a orillas del lago Titicaca; Cusco, Arequipa, Madre de Dios, además de Apurímac y Ucayali, según la agencia de noticias AFP.

Ayer se registraron fuertes enfrentamientos entre manifestantes y policías en la ciudad de Juliaca, en la región de Puno -fronteriza con Bolivia-, donde hubo un intento de toma del aeropuerto.

La Defensoría del Pueblo reportó 16 heridos en los enfrentamientos en esta región, entre ellos cuatro policías.

La ola de protestas se inició el 7 de diciembre, cuando Boluarte asumió el poder luego de que el Congreso destituyera al presidente Pedro Castillo horas después de que este anunciara la disolución del parlamento y el establecimiento de un gobierno excepcional con supresión de garantías constitucionales.

Castillo fue detenido inmediatamente y la Justicia le impuso 18 meses de prisión preventiva por rebelión y conspiración, por entender que quiso dar un golpe de estado.

Esas protestas dejaron cerca de 30 muertos, según datos oficiales. (Télam)