Las elecciones del pasado fin de semana, donde los chilenos eligieron a los 155 convencionales constituyentes para redactar una nueva Constitución que reemplace a la heredada de la dictadura, más gobernadores, alcaldes y concejales, abrieron un nuevo escenario político que se refleja en candidaturas que suben y bajan y peticiones de primarias.

Con las elecciones presidenciales en la agenda de este año, con primarias convocadas para el 18 de julio y elecciones para el 21 de noviembre, el amplio triunfo de los sectores independientes y progresistas, aparecieron nuevos nombres de aspirantes a suceder al presidente Sebastián Piñera, cuyo Gobierno salió golpeado de estos comicios.

Gabriel Boric, joven diputado de 35 años de Convergencia Social (CS - izquierda), que logró recoger las 30.000 firmas para inscribir su candidatura ante el Servicio Electoral (Servel) este martes en la mañana, es el nuevo nombre que sale a la disputa por llegar a La Moneda.

"Asumimos el mandato de ser una alternativa para contribuir a la unidad de las fuerzas de cambio, hoy día estamos contentos y tengo un sentido de la responsabilidad en lo que se viene", dijo Boric al inscribir su candidatura en conferencia de prensa.

El parlamentario de CS, que integra el Frente Amplio (FA), la coalición de partidos de izquierda que salió ganadora en las pasadas mega elecciones, obteniendo gran cantidad de constituyentes, gobernadores y alcaldes.

El otro bloque dentro del mundo progresista, menos favorecido de la jornada electoral, Unidad Constituyente (conformado por partidos de la ex Concertación), también tuvo su "terremoto político", que llevó a Paula Narváez, candidata presidencial del Partido Socialista (PS) y "delfín" de la expresidenta Michelle Bachelet, a pedir mediante una carta una "primaria amplia" para elegir un candidato único.

"Para esta tarea, pensando en el pueblo chileno, estoy disponible", dice Narváez en la carta que envió a la Comisión Política del PS, donde reitera "la importancia de que trabajemos para lograr la unidad más amplia de la oposición para enfrentar la carrera presidencial".

Para esto, pide "una primaria legal de todas las fuerzas políticas que estén de acuerdo, el que debe incluir acuerdos programáticos sustantivos, acuerdo de gobierno y compromiso de acuerdo parlamentario".

En tanto, en la Democracia Cristiana, que logró meter sólo un constituyente, aparecieron voces que piden la renuncia del presidente de la colectividad, Fuad Chahín.

"Solicito al presidente del partido, Fuad Chahín, y a su mesa directiva, que coloquen su cargo a disposición del partido y se busque una mesa de unidad nacional", pidió el senador Francisco Huenchumilla.

Esta tarde la Junta Nacional de la DC confirmará como su candidata a la senadora Ximena Rincón y propondrá también primarias en todo el arco opositor.

Del lado conservador, el más afectado por malos resultados de las elecciones, también se viven horas intensas con nombramientos y bajas dentro de sus fichas presidenciales.

El principal partido derechista, la pinochetista Unión Demócrata Independiente (UDI), proclamó candidato presidencial al ahora ex alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, terminando con la polémica de tener dos nombres para ir a las primarias de Chile Vamos, luego que la alcaldesa (reelecta) de Providencia, Evelyn Matthei, se bajara de la carrera.

"La UDI a partir de hoy día tiene candidato presidencial para la elección primaria, y esperamos que se convierta también en el próximo presidente de Chile", afirmó anoche Javier Macaya, presidente del partido, ante el Consejo General.

"Ella (Matthei) depuso su candidatura presidencial fundado en razones que expuso en una carta (pública en redes), fundamentalmente tienen que ver con no dejar Providencia (comuna importante de Santiago donde es intendenta) hoy día, en el actual momento difícil para los partidos políticos tradicionales", agregó Macaya.

Matthei, reelecta el pasado fin de semana con el 55% de los votos, aseguró sentirse "feliz" de seguir en la alcaldía porque "es el trabajo de servicio público que yo más he querido, más he gozado".

Finalmente, el partido Renovación Nacional (RN – el partido de Piñera), decidió ratificar el pacto electoral de primarias en Chile Vamos y confirmó a su candidato, el ex ministro y carabinero Mario Desbordes.

El Consejo General de RN lo ratificó anoche con un apoyo del 79% de los votos internos, reseñó CNN Chile. (Télam)