Colombia registró 63 masacres que dejaron 324 víctimas entre 2020 y lo que va de 2021, según datos proporcionados hoy por el fiscal general, Francisco Barbosa, mientras que Médicos Sin Fronteras (MSF) alertó sobre una fuerte escalada de violencia en el sur del país.

Antioquia, con 68 víctimas, es el departamento con más muertes por masacres. Le siguen Nariño, con 36 víctimas, y Cauca, con 34.

La Fiscalía atribuye las masacres a organizaciones criminales que operan en Colombia, como el Clan del Golfo, los Caparros, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y grupos criminales como La Agonía, Los Rastrojos y Los Pájaros.

En referencia a los procesos judiciales asociados a estos hechos, el Ministerio Público especificó que se obtuvieron 128 órdenes de captura contra miembros de las organizaciones mencionadas, de las que 55 se hicieron efectivas, incluidos posibles cerebros y autores materiales de los crímenes.

Otras cinco personas fueron detenidas "en flagrancia" y en total 60 fueron imputadas y están encarceladas, reseñaron medios locales y la agencia de noticias Europa Press.

Por otro lado, la organización humanitaria MSF alertó sobre la escalada de violencia en el sur del país, donde más de 20.000 personas fueron desplazadas en lo que va del año por el recrudecimiento de los combates entre los diferentes grupos armados que se disputan el territorio.

La zona "vive una de sus peores crisis humanitarias en los últimos 20 años", aseguró el grupo en un comunicado.

Según MSF, después de los Acuerdos de Paz de 2016, las zonas que antes controlaba un solo grupo armado están ahora en disputa, lo que genera constantes enfrentamientos.

La organización estima que en la región del triángulo del Telembí, integrada por los municipios de Barbacoas, Magüí Payán y Roberto Payán, unas 21.106 personas fueron desplazadas y más de 6.000 tuvieron que confinarse en sus casas por la inseguridad y las amenazas de los grupos armados durante el primer semestre del año.

MSF trabaja con los hospitales locales suministrando kits de higiene y atendiendo pacientes, pero lamentó que su esfuerzo y el de otras agencias humanitarias en la región "sigue siendo insuficiente".

Según el diario bogotano El Espectador, a pesar de los esfuerzos de los militares por recuperar el control de la zona, el 70% de las familias desplazadas manifestó que no volverá a sus casas por temor a las amenazas de los grupos armados. (Télam)