El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, propuso hoy en Buenos Aires la creación de una zona de libre comercio entre los países que integran la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) e instó a sus miembros a pasar a la "acción" y evitar que el foro se convierta en un "club de amigos ideológico".

"¿No será momento de sincerar estas relaciones y que desde la Celac se impulse una zona de libre comercio entre nuestros países?", sugirió durante su intervención en la

VII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se celebra en Buenos Aires.

Según el mandatario uruguayo, existen las posibilidades de avanzar al respecto porque, a su juicio, muchas de las economías regionales son "complementarias".

Como ejemplo, citó al Mercosur y admitió que, si bien el bloque tiene sus "instancias", no es momento "para marcar coincidencias y/o diferencias".

"Tenemos nuestros deberes y, de alguna manera, adaptar nuestra realidad nacional para que se condiga con los discursos que decimos acá en esta comunidad", agregó.

En ese sentido, señaló que es necesario "pasar a la acción" para fortalecer a la Celac y hacerla "confiable" y subrayó la necesidad de que cada país se aproxime a los "intereses compartidos".

"Para que este tipo de foros subsista en el tiempo, tiene que generar esperanza y la esperanza se genera sobre el camino andado. Sobre la palabra puesta en práctica", sostuvo y, en consecuencia, pidió evitar que el mecanismo se convierta en un "club de amigos ideológico".

En sus palabras, la fortaleza de esta organización está en "la variedad, el cambio y la alternancia", ya que si se cae en "la tentación ideológica", los foros internacionales se desvanecen.

"Por eso, pasar a la acción. Pequeños pasos, pero en una dirección, y no grandes discursos que nos congelen bajo títulos de solidaridad y otros conceptos que son muy lindos, pero que a veces no se ponen en práctica", argumentó.

Lacalle Pou manifestó que su país asiste al foro con "una visión positiva de la Celac", a la que considera una instancia para dialogar con el mundo y garantizar el equilibrio regional.

"Nuestro país entiende que la integración de la región al mundo es primordial (...) No venimos a lamentarnos, tampoco a buscar responsables ni tampoco venimos con una actitud autocomplaciente", espetó.

Sin embargo, destacó la necesidad de respetar lo expresado en la declaración que será firmada en la cita y pidió no tener una "visión hemipléjica" de la defensa de la democracia, los derechos humanos y las instituciones "según el perfil ideológico".

"Se habla del respeto a la democracia, de los derechos humanos y del cuidado de las instituciones. Claramente, hay países acá, y ya fue dicho, que no respetan ni la democracia, ni las instituciones, ni los derechos humanos", señaló, en referencia a los Gobiernos de Nicaragua, Venezuela y Cuba.

"Cuando Uruguay toma este tipo de decisiones, de integrarse, lo toma como nación, lo toma como Estado, no lo toma un partido político de una ideología", concluyó el gobernante, quien afirmó que la región puede contar con su país para procesos de integración "cuando realmente persigan y consigan la prosperidad de nuestros pueblos".

En conferencia de prensa, el presidente uruguayo defendió la decisión de su país de avanzar en un tratado de libre comercio con China y dijo que "si es con el Mercosur mejor". "Uruguay necesita abrirse al mundo", señaló.

En garantía del "equilibrio regional", Lacalle Pou anunció frente a sus partes el apoyo de su país a la candidatura de San Vicente y las Granadinas para la próxima presidencia pro témpore, que ostenta actualmente la Argentina. (Télam)