El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, destacó la “suerte” de su país por haber logrado el respaldo de China para su política de vacunación contra el coronavirus, cuestionó “el fracaso de la burocracia mundial” que hizo que las naciones más poderosas lograran inmunizadores mucho antes que las demás e instó a “aprender de esta pandemia” para ser más “generosos”.

“Uruguay tuvo suerte por el apoyo de China. Tuvo suerte porque el Gobierno cumplió”, afirmó Lacalle Pou, que, igualmente, advirtió la “urgente necesidad de seguir recibiendo” dosis desde ese país asiático.

En una entrevista a CGTN, un canal chino que transmite en inglés, el mandatario lamentó que “pasó el tiempo y los países poderosos recibieron de los laboratorios una enorme cantidad de vacunas", mientras que "los países pobres y los más pequeños no pudieron participar en este trato", en lo que pareció una referencia al mecanismo Covax, organizado para garantizar un reparto equitativo de los inmunizadores.

Se declaró “contento” por el avance en el plan de vacunación de Uruguay, y aunque admitió “el momento difícil”, resaltó que el programa de inmunización “sigue como se planeó y hasta mejor”.

Resaltó además que, en septiembre, cuando habló con el presidente de China, Xi Jinping, fue “una sorpresa muy agradable” enterarse que Beijing pretendía “distribuir las vacunas chinas como un bien público mundial” y dio por seguro por eso mismo que “China suministrará más vacunas a Uruguay y a América Latina”.

“Tenemos que aprender de la pandemia. Tenemos que aprender a ser conscientes. Vivimos en el mismo mundo… Tenemos que ser mucho más generosos, pensar en los demás. Y no podemos estar una vez más en esta competencia en la que los más fuertes pueden ganar en el camino de obtener vacunas. No estoy contento con eso”, expresó el mandatario.

Afirmó que “países como Uruguay tienen más necesidad que nunca de un sistema multilateral fuerte, en el que prevalezca el derecho internacional".

Y en esa línea remarcó que “en momentos como este, somos muy conscientes de la relevancia de estos principios, que son el núcleo de la tradición de política exterior" del país.

Información del Ministerio de Salud Pública de Uruguay indica que el país ya administró un total de 1.766.744 dosis, entre primeras y segundas aplicaciones, lo que da como resultado que el índice cada 100 uruguayos es de 50,39%.

Para la semana próxima se espera un lote de un millón de dosis más de la china Sinovac. (Télam)