El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, se declaró hoy favorable a que exista en el país la chance de una reelección inmediata, pero dejó claro que no puede pensarse esa posibilidad para la próxima elección, en 2024, porque si no sería una iniciativa “con nombre y apellido”.

“Si un país quiere discutir si cree o no en la reelección, (el debate) no podría tener cara; supongamos que hay uruguayos que creen en la reelección, bueno, pero no podría ser en la elección que viene; tendría que ser para la otra, porque si no, tiene nombre y apellido”, evaluó Lacalle Pou.

En Soriano, donde encabezó el acto por el aniversario del Desembarco de los 33 Orientales, el mandatario avisó igualmente que tiene “muchas ocupaciones” como para distraerse con un debate sobre la reelección.

Dejó en claro, con todo, que él es “reeleccionista”. “No estoy de acuerdo con hacerlo ahora, pero conceptualmente soy reeleccionista: dos períodos, y afuera y bailando”, amplió, según el sitio de La Diaria.

La cuestión volvió a los medios a partir de una carta en un diario, que Lacalle Pou dijo haber leído: “por suerte se armó una bola chica y no corrió mucho; pero no está en nuestra mesa de trabajo”, afirmó.

En Uruguay, el mandato del presidente y vice es de cinco años y pueden volver al cargo, pero no en forma inmediata sino, al menos, con otro período en el medio. (Télam)