El Alto Representante de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, expresó hoy optimismo sobre las febriles negociaciones para salvar el acuerdo nuclear iraní en gran medida porque ve posible conseguir que Estados Unidos vuelva pronto al pacto y que Teherán se comprometa con su cumplimiento íntegro.

En rueda de prensa desde Brest, Francia, donde reunió a los ministros de Exteriores de la UE, el jefe de la diplomacia indicó que las conversaciones de Viena, capital de Austria, para salvar el acuerdo llegan a su final y urgió a culminar el proceso con éxito.

"El ambiente es mejor después de Navidades. Antes yo era pesimista, pero ahora creo que hay posibilidades de llegar a un acuerdo aunque hay que acelerar el paso", refirió.

Borrell envió un mensaje de urgencia a Irán para que acelere el paso y recalcó que en caso de que se convierta en una potencia nuclear "no hay nada que negociar".

En este sentido, el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, pidió a las autoridades iraníes agilizar las negociaciones y advirtió que si no hacen nada en materia nuclear no habrá solución posible y se esfumará la posibilidad de levantar las sanciones internacionales que pesan sobre el país de Medio Oriente.

Estados Unidos planteó anoche que el plazo para cerrar un acuerdo en el marco del proceso de Viena es "de semanas, no de meses", según consignó la agencia de noticias Europa Press.

Click to enlarge
A fallback.

Los contactos para salvar el acuerdo nuclear se reactivaron el 29 de noviembre en Viena tras la suspensión del diálogo por la celebración de las elecciones presidenciales en Irán, en las que se impuso el ultraconservador Ebrahim Raisi.

El 14 de diciembre último, Estados Unidos se declaró dispuesto a eliminar sanciones a Irán para salvar el pacto.

(Télam)