La Unión Europea (UE) está "decepcionada" por la falta de ambición de la conferencia del clima de la ONU a la hora de comprometerse con una mayor reducción de gases de efecto invernadero, dijo hoy el vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans.

"Lo que tenemos ante nosotros no es suficiente. No aporta los esfuerzos añadidos necesarios para que los principales emisores aumenten y aceleren sus recortes de emisiones", declaró Timmermans en la sesión de clausura de la COP27 de Egipto.

La conferencia logró la aprobación de un fondo de pérdidas y daños del cambio climático, una reivindicación histórica de los países en vías de desarrollo, y que finalmente fue asumida por Timmermans en el tramo final de las negociaciones.

"Estamos orgullosos de nuestra contribución para la creación de este fondo", dijo el vicepresidente de la CE, informó la agencia de noticias AFP.

"Pero le pido que reconozca, cuando salga de esta sala, que no hemos sabido entre todos tomar medidas para evitar y minimizar esas pérdidas y daños", aseveró Timmermans dirigiéndose al presidente de la COP27, el egipcio Sameh Shukry.

"Deberíamos haber hecho mucho más. Nuestros ciudadanos esperan que logremos reducir mucho más rápidamente las emisiones", añadió.

"Ya hemos perdido demasiado tiempo", dijo.

La UE, junto a Estados Unidos y numerosos países en vías de desarrollo, pidieron un lenguaje ambicioso en la declaración final de la conferencia celebrada en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij.

Las emisiones de CO2 derivadas de las energías fósiles volverán a batir récords este año, según un informe que fue divulgado durante la COP27.

La declaración final de la COP27 se limita a solicitar un recorte "rápido, profundo y sostenido" de las emisiones.

Los casi 200 miembros de la COP reiteraron igualmente su determinación a "continuar con los esfuerzos para limitar el aumento de la temperatura [del planeta] a 1,5 ºC", aunque sin mencionar la necesidad de eliminar las energías de origen fósil. (Télam)