La Unión Europea (UE) expresó hoy su beneplácito por la salida desde el puerto ucraniano de Odesa del primer buque cargado de grano desde el inicio de la guerra entre Ucrania y Rusia, en virtud de un acuerdo internacional.

El vocero de Exteriores del bloque europeo abogó por la aplicación "completa" de los acuerdos firmados por Ucrania y Rusia el mes pasado en Turquía para la reanudación de las exportaciones de granos ucranianos.

La ONU y Turquía, bajo cuyos auspicios se firmó el acuerdo, han dicho que éste ayudará a aliviar una creciente crisis alimentaria global y una ola inflacionaria resultante del aumento del precio de los granos debido al conflicto armado iniciado en febrero pasado.

"La Unión Europea acoge con satisfacción la salida del primer barco comercial desde Odesa", indicó el vocero de Exteriores de la UE, Peter Stano, ante periodistas en Bruselas.

Se espera la "implementación del acuerdo completo y la reanudación de las exportaciones ucranianas a puertos de todo el mundo", agregó.

Además, Stano dijo que el Líbano, hacia donde se dirige el barco que salió hoy de Ucrania, ha sido el primer país en recibir las exportaciones de cereal ucraniano porque es uno de los más afectados por la guerra por su alta "dependencia" de las exportaciones desde Ucrania.

"El Líbano está atravesando una multitud de crisis: económica, financiera y alimentaria", indicó el portavoz comunitario, que ha argumentado que estas crisis han sido "magnificadas por la invasión militar ilegal de Rusia en Ucrania" y la detención de las exportaciones desde este territorio", informó la agencia de noticias Europa Press.

"Es el primer barco comercial que zarpa desde un puerto de Ucrania en el Mar Negro desde la agresión injustificada de Rusia el 24 de febrero y el bloqueo de los puertos ucranianos exportadores de grano", afirmó Stano.

Además, subrayó que este "es el primer paso para mitigar la crisis alimentaria global que se ha visto acentuada por la agresión ilegítima de Rusia" así como por el "bloqueo de los puertos en Ucrania" además de a causa de la destrucción de las cosechas en el país.

El buque se dirige al puerto libanés de Trípoli. Mañana pasará por Estambul, donde hará escala para ser inspeccionado por funcionarios rusos, ucranianos, turcos y de la ONU en un centro de coordinación creado en virtud del acuerdo.

El pacto establece que el centro de coordinación supervisará la carga de granos en los buques en los puertos ucranianos de Odesa, Chernomosk y Pivdenyi, antes de navegar por una ruta planificada previamente a través del mar Negro. (Télam)