La Unión Europea (UE) reiteró hoy que la "única salida" a la crisis en Venezuela es retomar las negociaciones políticas y establecer un proceso de transición que conduzca a unas "elecciones creíbles", apuntando al opositor Juan Guaidó como un "interlocutor privilegiado" del bloque para este proceso.

Además, el bloque exigió al Gobierno de Venezuela que garantice la "libertad y seguridad" de los dirigentes opositores, y amenazó con considerar la posibilidad nuevas sanciones económicas.

Los cancilleres de los 27 países de la UE evitaron pronunciarse sobre el estatus de Guaidó, proclamado presidente encargado hace dos años por una Asamblea Nacional dominada por la oposición que técnicamente terminó su mandato, aunque aseguraron que tanto él, como el resto de los diputados de la Asamblea Nacional saliente son "importantes actores e interlocutores privilegiados".

En un documento que resume las conclusiones de las discusiones de este lunes en Bruselas, la UE exhortó a la oposición a adoptar una "posición común para un proceso inclusivo de diálogo y negociación".

"Ante esta desafiante coyuntura, todos los líderes venezolanos tienen que priorizar los intereses de la población venezolana", indicó el bloque, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Asimismo, establece que la diplomacia europea está preparada para apoyar este proceso, incluyendo la opción de enviar misiones electorales.

Los cancilleres lamentaron la "oportunidad perdida" para la democracia en el país, al entender que no se cumplió con los estándares mínimos e insistieron en desconocer las elecciones legislativas del 6 de diciembre pasado y la legitimidad de la Asamblea Nacional, alineada con el Gobierno, constituida en enero.

En concreto, denunciaron que las acciones de "las autoridades del presidente Nicolás Maduro" redujeron el espacio democrático en el país y dañaron una resolución de la profunda crisis en el país.

Para la UE "la única forma de salir de la crisis en Venezuela es reanudar rápidamente las negociaciones políticas y establecer urgentemente un proceso de diálogo y transición bajo el liderazgo de Venezuela, que lleve a elecciones legislativas y presidenciales abiertas, creíbles y transparentes".

Acerca del "deterioro" de la situación humanitaria en el país, el bloque europeo subrayó que se deben respetar los Derechos Humanos ya que no habrá una salida a la crisis si los ciudadanos "son detenidos y perseguidos por ejercer sus derechos y libertades fundamentales".

En esta línea, la diplomacia europea aseguró estar lista para adoptar medidas restrictivas contra aquellos que socaven la democracia, el Estado de Derecho o sean responsables de serias violaciones de Derechos Humanos. (Télam)