La Unión Europea (UE) nombró a su antigua representante en Venezuela, Isabel Brilhante Pedrosa, como próxima embajadora en Cuba, una designación que llega cuando ha ocurrido una inédita ola de protestas en la isla.

Una vocera del Servicio de Acción Exterior confirmó la nominación, que de todos modos no será efectiva hasta el 1° de septiembre.

Hasta esa fecha continuará al frente de la delegación de la UE en La Habana el español Alberto Navarro, quien en febrero pasado fue llamado a consultas en Bruselas por haberse sumado a una iniciativa para pedirle a Estados Unidos que ponga fin al bloqueo económico en la isla.

El llamado a consultas llegó después de que un grupo de eurodiputados conservadores y liberales acusaran a Navarro de alinearse con el Gobierno cubano y exigieran al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, su destitución a través de una misiva.

La diplomacia europea explicó que el nombramiento de Brilhante Pedrosa, expulsada en marzo de Venezuela tras ser declarada persona 'non grata', forma parte de la rotación anual de embajadores que estaba programada para este año, informo la agencia de noticias Europa Press.

Sin embargo, el cambio coincide con el estallido de protestas sociales en Cuba, las más grandes desde 1994.

En este contexto, Navarro continuará siendo el representante comunitario que lidie con las autoridades cubanas en el contexto de las manifestaciones y que reclamará a La Habana escuchar el descontento social y atender a las demandas de los centenares de cubanos que se han manifestado los últimos días.

Brilhante Pedrosa fue expulsada de Venezuela en respuesta a las sanciones impuestas desde Europa para presionar al Gobierno de Nicolás Maduro.

La UE respondió con la misma moneda declarando persona 'non grata' a la representante de Venezuela ante la Unión Europea, Claudia Salerno, aunque en su caso la medida no tuvo los mismos efectos al ser también representante diplomática ante Bélgica. (Télam)