La Unión Europea (UE) anunció hoy que no reconocerá la validez de los pasaportes rusos emitidos en las provincias de Ucrania anexadas por Rusia, una disposición que también se aplica a dos áreas de Georgia.

La medida, que aún debe ser confirmada formalmente por el Parlamento Europeo y los estados miembro del bloque comunitario, significa que los documentos de viaje rusos otorgados a los residentes de esas regiones no se podrán usar para obtener visas o ingresar al espacio europeo.

Se trata de las provincias ucranianas de Donetsk y Lugansk, en el este del país, y las de Jerson y Zaporiyia, en el sur y sudeste respectivamente, que en septiembre fueron anexadas a territorio ruso tras la realización de referendos.

Sin embargo, la UE no reconoce esas anexiones y considera que las cuatro regiones pertenecen a Ucrania y se encuentran bajo ocupación militar rusa.

"Esta decisión es una respuesta a la injustificada agresión militar de Rusia contra Ucrania y a la práctica de Rusia de emitir pasaportes internacionales rusos a los residentes de las regiones ocupadas", apuntó el Consejo Europeo en un comunicado recogido por la agencia de noticias AFP. (Télam)