La Unión Europea (UE) puso en marcha la Misión de Asistencia Militar de la UE para Ucrania, que tiene como objetivo entrenar a los militares ucranianos, una iniciativa que no contará con la participación de Hungría, que argumenta que esa decisión no contribuye a la paz.

"El Consejo de la UE ha lanzado la Misión de Asistencia Militar de la UE (Eumam) para apoyar a Ucrania ante la guerra de agresión continua rusa e impartir capacitación para hasta 15.000 efectivos de las Fuerzas Armadas ucranianas", tuiteó la presidencia de la República Checa en el Consejo del bloque.

La decisión entrará en vigor a partir de la publicación en el Diario Oficial del bloque comunitario, precisó la representación checa, que agregó que los países que no pertenecen al bloque también podrán sumarse a la iniciativa.

Esa misión, cuyo cuartel general de operaciones se establecerá en Bruselas, contará con un presupuesto de 106,7 millones de euros y tendrá una duración de dos años.

Hungría es el único país del bloque que anunció que no apoya la iniciativa de capacitar a militares ucranianos y que no asignará fondos para esta misión.

"Somos los únicos que no participamos en la misión de entrenamiento del Ejército ucraniano, aprovechamos la oportunidad para abstenernos de manera constructiva (al votar), es decir, financieramente, por supuesto, tampoco contribuiremos a esta misión y su trabajo", declaró el ministro de Asuntos Exteriores y Comercio húngaro, Peter Szijjarto.

El funcionario húngaro agregó que hay que tomar decisiones que traigan paz y subrayó que Hungría continuará brindando asistencia a Kiev de manera bilateral.

"Comenzamos a apoyar a Ucrania mucho antes que aquellos en Europa que ahora se presentan con orgullo como los mejores amigos de Ucrania", declaró, informó la agencia de noticias Sputnik.

Anteriormente, había trascendido que la misión de entrenamiento de 15.000 militares ucranianos se desplegaría en Polonia y Alemania, y que comenzaría en dos semanas.

Numerosos países condenaron la invasión rusa lanzada el 24 de febrero último y apoyan a Ucrania con suministros de armas, donaciones, ayuda humanitaria y sanciones contra Moscú.

Rusia envió notas de protesta a todos los países que suministran armas a Ucrania.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, advirtió que cualquier cargamento con armas para Kiev se convertirá en un blanco legítimo para las Fuerzas Armadas rusas.

El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, por su parte, comentó que los intentos de saturar a Ucrania de armamento no favorecen al avance de las negociaciones y tendrán un impacto negativo en la situación. (Télam)