La Unión Europea (UE) inició dos acciones legales contra el Reino Unido, a raíz de la violación del acuerdo de Brexit en lo referido a controles fronterizos en Irlanda del Norte, anunció hoy la Comisión Europea.

En una nota, la Comisión anunció que la primera medida es el envío de la carta formal que marca el inicio del proceso de infracción y la segunda un pedido formal a Reino Unido para que anule la decisión de suspender de forma unilateral los controles fronterizos en Irlanda.

Ambos procedimientos son la respuesta de Bruselas a la decisión unilateral del Gobierno británico de suspender los controles de mercaderías enviadas desde Gran Bretaña al territorio británico de Irlanda del Norte.

La UE considera esto una violación de los acuerdos sobre el divorcio entre el bloque y el Reino Unido firmado el 31 de diciembre de 2020.

La adopción de estas medidas marca un mal comienzo para las relaciones bilaterales solo dos meses después de que la UE y el Reino Unidos sellaran un acuerdo sobre su relación comercial posbrexit, que aún espera la ratificación del Parlamento Europeo.

La irritación en Bruselas con la decisión unilateral británica hizo que los legisladores del Parlamento Europeo no fijaran todavía una fecha para discutir la ratificación del acuerdo sobre la relación posbrexit, que por ahora es aplicado de forma provisoria.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, apuntó que el protocolo diseñado en el acuerdo para Irlanda busca "preservar la paz y la estabilidad" en esa isla, protegiendo el Acuerdo del Viernes Santo, firmado en 1998 para poner fin a la violencia.

"Decisiones unilaterales y violaciones a la legislación internacional por parte del Reino Unido hunden el propósito [del protocolo sobre Irlanda] y minan la confianza entre nosotros", apuntó Sefcovic citado por la agencia de noticias AFP.

El Reino Unido "debe implementarlo de forma apropiada si queremos alcanzar nuestros objetivos. Es por ello que hoy hemos iniciado acciones legales", indicó. (Télam)