La Unión Europea (UE) informó hoy que enviará una misión civil a Armenia con el objeto de estabilizar la frontera entre ese país y Azerbaiyán, en renovada tensión desde el año pasado por el diferendo por la región de Nagorno Karabaj.

El propósito de la iniciativa es contribuir a la estabilidad en las zonas de frontera, generar confianza en el terreno y garantizar un entorno propicio para los esfuerzos de normalización de la relación bilateral, explicó el Consejo Europeo en un comunicado.

La misión consistirá en el patrullaje rutinario y la vigilancia de la situación en el terreno, lo que llevará a tener una perspectiva más completa del conflicto, según la agencia de noticias Europa Press.

De ese modo, la UE procura ayudar a los esfuerzos de mediación conducidos por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Con este paso, la UE se propone lanzar una nueva fase en su presencia en el Caúcaso y contribuir a los esfuerzos de desescalada, con el objetivo último de lograr una paz sostenible en la región del Nagorno Karabaj.

La decisión del bloque europeo fue divulgada mientras el canciller de Armenia, Ararat Mirzoyan, inició una visita a Bruselas que se extenderá hasta el miércoles y en cuyo transcurso tenía previsto conversar con el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, según la agencia Sputnik.

Armenia y Azerbaiyán pactaron un alto el fuego el 15 de septiembre y a principios de octubre acordaron comprometerse con la Carta de la ONU y con la Declaración de Alma Ata de 1991, a través de la cual ambos países reconocen la integridad territorial y la soberanía del otro.

Los dos países protagonizaron diversos enfrentamientos durante los últimos años en torno al control de Nagorno Karabaj, un territorio con población mayoritariamente armenia que es foco de conflicto desde que decidiera separarse en 1988 de la región de Azerbaiyán integrada entonces en la Unión Soviética. (Télam)