La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, amenazó hoy al Reino Unido con bloquear las exportaciones de vacunas si el Gobierno británico sigue impidiendo que lleguen a la Unión Europea (UE) vacunas de AstraZeneca producidas en fábricas de la isla.

"Tenemos que asegurarnos que hay reciprocidad y proporcionalidad. Si la situación no cambia, tendremos que reflexionar sobre cómo hacer que las exportaciones a países productores de vacunas dependa de su nivel de apertura", remarcó la dirigente desde Bruselas.

Von der Leyen agregó que, ante la falta de reciprocidad de parte de los países productores de vacunas anticovid, el bloque comunitario impulsaría un endurecimiento de las condiciones para la exportación de los antígenos.

"Las rutas abiertas marchan en ambos sentidos", expresó Von der Leyen.

"Queremos entregas fiables de vacunas y estamos preparados para utilizar cualquier instrumento a nuestra disposición para conseguirlo", afirmó la alemana en una conferencia de prensa recogida por la agencia de noticias AFP en la que detalló que el bloque comunitario autorizó en las últimas seis semanas el envío de 10 millones de vacunas a Reino Unido.

"Todas las opciones están sobre la mesa", aseguró la funcionaria y agregó: "Estamos listos para utilizar cada herramienta que precisemos para conseguir esto, y asegurarnos que Europa tenga su justa parte".

La jefa del Ejecutivo comunitario reiteró que el bloque "sigue esperando" la llegada de dosis de la vacuna de AstraZeneca desde Reino Unido, así como que el contrato entre la UE y la firma anglo-sueca prevé el envío desde dos plantas británicas de producción.

"Si la situación no cambia, tendremos que reflexionar sobre las exportaciones a otros países que también producen vacunas dependiendo de su nivel de apertura", remarcó Von der Leyen, informó la agencia de noticias Europa Press.

La funcionaria aclaró que este mensaje no se dirige a Estados Unidos, socio con el que se cumple la reciprocidad, sino hacia el Reino Unido.

La Unión Europea adoptó en enero un mecanismo de control de las exportaciones de vacunas contra el coronavirus y la semana pasada extendió el plazo de aplicación de esas normas hasta fines de junio. (Télam)