La senadora electa colombiana Piedad Córdoba estaba retenida desde ayer en Honduras por no declarar a su llegada al país, de paso para abordar otro vuelo, que llevaba 68.000 dólares, cuya procedencia investiga ahora la justicia local, se informó hoy oficialmente.

"La senadora fue retenida provisionalmente en el aeropuerto por portar dólares que, según su propia versión, eran propiedad de un empresario colombiano que ella misma identificó en Tegucigalpa", señaló el gobierno de Honduras en un comunicado.

La información fue enviada al Ministerio Público "para su correspondiente investigación”, señaló el Ejecutivo, que dejó en claro que respeta la “presunción de inocencia" de la exlegisladora y ahora senadora electa.

El gobierno indicó que el martes último Córdoba pidió una audiencia con la presidenta Xiomara Castro "y fue recibida como amiga y política".

Las autoridades hondureñas difundieron fotografías de los paquetes de dólares detectados por rayos X e incautados a la senadora electa en el aeropuerto.

"No estoy detenida por absolutamente nada; eso no es cierto. Es un contrato de asesoría que yo tengo con un grupo importante; estuvimos trabajando dos días y ya me pagaron y eso es todo", explicó Córdoba a Radio Caracol, citada por la agencia AFP.

Córdoba fue electa senadora en marzo pasado como integrante de las listas del Pacto Histórico, la alianza de izquierda que busca llevar a la presidencia de Colombia a Gustavo Petro, que hoy reseñó que la legisladora electa está “separada de la campaña”.

“Sus problemas de tipo judicial debe resolverlos en la justicia, que es la que nos dirá qué es lo que hay ahí. Es a ella a quien hay que preguntarle (por el dinero). No tengo ni idea cuál puede ser el motivo de ese dinero, de su cartera, de su maleta”, explicó Petro en declaraciones radiales, según diarios bogotanos.

En abril el candidato le había pedido a Córdoba que no participara de la campaña, ante acusaciones de que había especulado con las liberaciones de rehenes de las FARC cuando fue mediadora.

Según las normas internacionales, todos los pasajeros deben hacer una declaración de aduanas cuando lleven más de 10.000 dólares, una medida que busca prevenir el lavado de activos.

El vocero de la Fiscalía, Yuri Mora, indicó a la agencia AFP que según las reformas a la ley de lavado de activos si alguien transporta una suma superior a ese monto y no la declara se le "incauta el dinero hasta que pueda justificar".

"Mientras tanto [la persona] puede seguir con su viaje y tiene esos 30 días para poder justificar el origen lícito del dinero", subrayó.

Pero el director del Instituto Nacional de Migración (INM), Allan Alvarenga, dijo que Córdoba está “retenida provisionalmente para asuntos de investigación en un tema administrativo para que se pueda determinar la procedencia del dinero no declarado". (Télam)