El presidente electo de Chile, Gabriel Boric, cotinuará hoy la transición de Gobierno que comenzó ayer con la reunión con el mandatario saliente Sebastián Piñera con una visita oficial a la Convención Constituyente, un órgano que será central en su mandato y donde el joven dirigente cuenta con una minoría propia.

A media mañana, la presidenta de la convención, Elisa Loncon, y el vicepresidente, Jaime Bassa, lo recibirán en la vieja sede del Congreso, donde sesiona el órgano, y luego el mandatario electo se reunirá con la mesa directiva completa, según el diario local La Tercera.

Tras conocerse su triunfo en el balotaje frente al candidato de ultraderecha que rechaza el cambio de Constitución, José Antonio Kast, la la mesa directiva de la convención para felicitar al joven dirigente de izquierda: Le desearon “éxito a Gabriel Boric en este nuevo Gobierno que tendrá la oportunidad histórica de acompañar y ver el nacimiento de la nueva Constitución”.

"Contamos con su respaldo para llevar este proceso a buen término", agregó el comunicado.

Además, el diputado de Convergencia Social Gonzalo Winter contó a la prensa que, ese domingo, “la primera llamada que tuvo el presidente Boric fue con Elisa Loncon".

"Yo creo que lo que le ha transmitido es que él es una persona muy respetuosa del proceso, que entiende la importancia que tiene el éxito del proceso constitucional”, aseguró.

Click to enlarge
A fallback.

La candidatura de Boric estuvo claramente identificada con los reclamos de cambios políticos, económicos y sociales estructurales que se instalaron en la agenda pública con el estallido social de 2019 y que tuvieron su primer eco institucional en la formación de una Convención Constituyente.

Sin embargo, tras la elección de constituyentes, el órgano se instaló como una composición muy atomizada, en la que primera minoría es la de dirigentes independientes, que no responden a ninguna de las alianzas partidarias e incluso representan un arco ideológico heterogéneo.

La alianza Apruebo Dignidad, que encabeza Boric, apenas posee 16 de las 155 bancas que componen la convención, lo que lo obligará no sólo a buscar alianzas con la centro-izquierda de la exConcertación -como en el Congreso, donde también está en minoría-, sino que además tendrá que tejer vínculos y conseguir apoyos de los independientes.

Por eso, Boric destacó el rol de la convención y la necesidad de una nueva Constitución desde su primer discurso como presidente electo, frente a la marea humana que festejó su triunfo en la Alameda, en el centro de Santiago, el domingo a la noche.

"Por primera vez en nuestra historia republicana estamos escribiendo una Constitución de forma democrática, paritaria, con participación de nuestros pueblos originarios. Cuidemos entre todos este proceso para tener una Carta Magna que sea de encuentro y no de división, como es la que impusieron a sangre y fuego mediante un plebiscito fraudulento en 1980 y que tanto nos costó cambiar", aseguró Boric. (Télam)