La presidenta del Parlamento Europeo (PE), Roberta Metsola, prometió hoy adoptar medidas para enfrentar la corrupción y la injerencia extranjera en esa institución, sacudida por el estallido de un escándalo que según denuncias involucra a Qatar y Marruecos.

"Impulsaremos medidas que fortalecerán la lucha contra la corrupción y cómo podemos rechazar la interferencia extranjera", manifestó Metsola con relación al escándalo.

"Los acontecimientos han llevado a la necesidad de reconstruir la confianza con los ciudadanos europeos que representamos", agregó, durante la primera plenaria del año del PE en Estrasburgo, informó la agencia de noticias AFP.

En diciembre pasado, una investigación de la Justicia belga derivó en el arresto de la eurodiputada griega Eva Kaili, que se desempeñaba como vicepresidenta del PE, y a un influyente exeurodiputado italiano, además de otras dos personas también italianas.

Todos ellos fueron acusados de "organización criminal, corrupción y lavado de dinero" tras haber recibido pagos en efectivo para defender los intereses de Qatar en el PE. Grecia e Italia iniciaron sus propias investigaciones.

Por su parte, el emirato negó enfáticamente cualquier participación en actos de corrupción, postura que también adoptó Marruecos, otro país mencionado en denuncias.

Kaili, quien permanece detenida, fue removida de su cargo de vicepresidenta y la persona que la substituirá en esa responsabilidad será escogida el miércoles. Los candidatos serán anunciados el martes.

Hoy, durante la primera asamblea del año del PE, Metsola insistió en que la reacción al escándalo está apenas comenzando.

"Esto es el inicio, no el fin", manifestó y agregó que había iniciado discusiones con todos los grupos políticos representados en la institución para definir "medidas que puedan ser implementadas rápidamente".

En su visión, es esencial mejorar la integridad y la independencia del poder legislativo europeo, mientras que los eurodiputados piden firmeza en la reacción. (Télam)