La cifra de casos de coronavirus en Ecuador alcanzó hoy los 74.620 y los decesos llegaron a 5.318, informaron las autoridades sanitarias del sexto país más afectado por la pandemia en Sudamérica.

En las últimas 24 horas, se reportaron 607 contagios a nivel nacional, mientras el epicentro volvió a manifestarse en la provincia de Pichincha, cuya capital es Quito, con 375 infectados nuevos.

En total, Pichincha ya suma 12.089 casos de coronavirus, según informó la agencia de noticias EFE.

Mientras la curva sigue en ascenso en la capital, en la provincia de Guayas, con Guayaquil de cabecera, la situación está más controlada: los contagiados de hoy solo sumaron 15 con respecto de ayer.

Sin embargo, en el número total, 17.030, sigue superando a Pichincha, según el boletín oficial.

Desde principios de junio y tras casi cuatro meses en estricta cuarentena, Ecuador empezó a aliviar las restricciones aplicadas para afrontar la pandemia y puso en marcha un mecanismo de desescalada denominado "semaforización epidemiológica", para ampliar el margen de movilidad humana, laboral y productiva.

Esta medida permitió pasar del aislamiento masivo al distanciamiento físico, en medio de un estado de excepción decretado por el presidente Lenín Moreno el 16 de marzo, que fue extendido en varias ocasiones.

La capital del país pasó del color "rojo" al "amarillo" en la desescalada, aunque en las últimas semanas ha registrado un incremento del número de contagios, por lo que las autoridades municipales pidieron al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional que imponga restricciones como instaurar la ley seca, ampliar el toque de queda o limitar los salvoconductos.

Las autoridades nacionales, sin embargo, se han negado y optaron solamente por reforzar los controles existentes en siete sectores de la capital ecuatoriana, donde viven 2,7 millones de habitantes y donde las terapias intensivas ya están colapsadas. (Télam)