La Organización Panamericana de la Salud (OPS) exigió hoy el fin de las agresiones contra el personal de la salud en Colombia, sacudido desde hace tres semanas por masivas protestas antigubernamentales de momento sin miras de controlarse ni detenerse y alertó que la situación "pone en grave peligro la salud y la vida" de pacientes contagiados de coronavirus.

"Esto debe terminar. Estos ataques son incompatibles con nuestro derecho a la salud y ponen en peligro la integridad, la misión y el propósito mismo de la salud y la ayuda humanitaria", subrayó en conferencia de prensa la directora de la OPS, Carissa Etienne.

La jefa de la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que en las últimas tres semanas se reportaron más de 140 agresiones contra misiones médicas en Colombia, la mayoría "en los puntos focales" de las manifestaciones.

Esto abarca, según datos de entidades públicas y privadas, amenazas, hostilidades y ataques contra trabajadores de la salud, así como vandalismo y saqueo de ambulancias y otros vehículos que transportan personal médico, medicinas y suministros esenciales en medio de la pandemia de coronavirus.

"Cada uno de estos ataques pone en grave peligro la salud y la vida de los pacientes de Covid-19 que necesitan y dependen urgentemente de estos medicamentos y suministros para su recuperación, y también de las personas que han resultado heridas o afectadas por las protestas", advirtió Etienne.

La funcionaria consideró "inaceptable" que los trabajadores de la salud sean objeto de actos de violencia, en particular "después de soportar más de un año de pandemia, ser testigo de un sufrimiento incalculable y asumir más responsabilidades que nunca".

"La OPS pide la protección de las misiones médicas y la asistencia humanitaria de todo tipo de agresiones, sea cual sea su origen o motivación", concluyó Etienne, citada por la agencia de noticias AFP.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) insistió la semana pasada en la necesidad de "respetar en toda circunstancia" el emblema de la cruz roja, "símbolo de protección y de acción humanitaria imparcial, neutral e independiente".

Al menos 42 personas -todos manifestantes, excepto por un policía- murieron desde el estallido de las protestas el 28 de abril en contra de la reforma impositiva y la política económica del presidente Iván Duque.

Además, hay más de 1.600 lesionados entre manifestantes y policías, según reportes oficiales.



(Télam)