Cuatro precandidatos a la presidencia de Nicaragua sellaron hoy un acuerdo para buscar una postulación que una a toda la oposición en base a “un proceso democrático” que defina un aspirante, e instaron a sumarse a otros sectores para enfrentar juntos al oficialismo en los comicios de noviembre.

El acuerdo fue firmado por el economista Juan Sebastián Chamorro, el dirigente campesino Medardo Mairena, el académico Félix Maradiaga y el periodista Miguel Mora, todos invitados por la organización Hagamos Democracia, con el respaldo de muchos dirigentes exiliados.

En un acto virtual, los precandidatos se comprometieron a decidir su participación en las elecciones del 7 de noviembre “siempre que haya condiciones para unos comicios creíbles” y en ese caso se someterán a un proceso de selección democrática "que incluya escuchar la voluntad popular".

También asumieron el compromiso de promover una alianza electoral "en torno a una casilla única y un candidato único, como demanda la población nicaragüense".

La aspiración ahora es sumar a Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, y a varios dirigentes de las dos principales fuerzas opositoras, la Coalición Nacional (CN) y la Alianza Ciudadana (AN).

Juan Chamorro destacó el acuerdo “histórico, que se desmarca de la cultura del dedazo, del mesías”, en tanto Madariaga juzgó “una obligación ética” sumarse al entendimiento, porque lo contrario sería “un acto de traición a los asesinados, desempleados, exiliados, secuestrados en las mazmorras del régimen".

Mora fue el de mensaje más contundente, al pedir a la CN que “depongan todo interés personal, partidario y sectorial” para “soportar lo que haya que soportar y tener una candidatura de unidad” y al instar a la AN a “olvidar toda diferencia ideológica, porque el mandato es claro para salir de la dictadura por la vía cívica”, reportó el sitio de La Prensa Gráfica.

El presidente Daniel Ortega, de 74 años, está en el poder desde el 2007 y no se sabe aún si volverá a ser candidato. Fue reelecto por última vez en 2016, en elecciones en las que la oposición denunció fraude y en la que logró un 72% de los votos.

Una encuesta de la firma Cid Gallup del mes pasado mostraba al oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) con una intención de voto del 25%, mientras un 13% se volcaba por otras opciones y un 62% se manifestó sin simpatías por ninguna fuerza.

Por su parte, los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) reiteraron hoy su llamado a elecciones en el marco de un “ejercicio cívico y democrático, que todo nicaragüense tiene derecho de ejercer”.

“En este año, en el cual como pastores nos unimos a la aspiración de los nicaragüenses, sobre las necesarias reformas electorales que garanticen un proceso de elecciones libres y transparentes, hacemos votos para que sea un año en el que se supere todo tipo de confrontación, descalificación y acciones que vayan en contra de este ejercicio cívico y democrático, que todo nicaragüense tiene derecho de ejercer”, señaló la CEN en su mensaje. (Télam)