El anuncio del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de que dejará de apoyar militarmente a Arabia Saudita y su reclamo de fin del conflicto armado en Yemen fueron celebrados por las Naciones Unidas y hasta por Riad misma, que se mostró a favor de una salida política para la cuestión.

En una visita al Departamento de Estado, en la que delineó los ejes de su futura tarea en el área, Biden adelantó que dejaba de respaldar a la coalición militar liderada por Arabia Saudita que lucha en Yemen contra los rebeldes hutíes y que dejaría de vender armas para ese objetivo.

Esa promesa de campaña de Biden, que desvía totalmente la política de su antecesor, Donald Trump, en la región, parece parte de una revisión más amplia de la política estadounidense en Medio Oriente.

El plan revisará también la inclusión de los hutíes en la lista negra de "organizaciones terroristas" de Estados Unidos, una decisión que adoptó Trump y que puso en riesgo la llegada de ayuda humanitaria a Yemen, que atraviesa una de las peores crisis sociales del mundo.

La ONU salió después a celebrar la resolución de Biden, a través del vocero de la organización, Stéphane Dujarric, para quien “cualquier medida que reduzca el número de armas y la actividad militar es bienvenida y dará más esperanza a la gente de Yemen", reportó la agencia Sputnik.

Yemen está inmerso en un conflicto armado entre las fuerzas gubernamentales dirigidas por el presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi y los rebeldes hutíes desde 2014.

Una coalición de estados liderada por Arabia Saudita lanzó una operación para apoyar al Gobierno de Hadi, reconocido internacionalmente en 2015, pero los hutíes mantienen el control sobre una parte del norte del país, incluida la capital, Sanaa.

Arabia, en tanto, reafirmó su apoyo a "una solución política global" en Yemen, informó la agencia estatal, citada a la vez por la agencia AFP.

"El reino afirmó su posición de apoyo a una solución política global de la crisis yemení, y se congratula de que Estados Unidos subraye la importancia de los esfuerzos diplomáticos" para resolverla, indicó Saudi Press Agency, sin mencionar que Estados Unidos dejaría de apoyar a la coalición militar. (Télam)