La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, reiteró hoy su "alarma" por la situación penitenciaria de Ecuador, después de la muerte de más de 40 personas ayer por enfrentamientos en una cárcel, y reclamó una reforma "urgente" que implique también al sistema judicial.

La violencia en las cárceles es "recurrente" en Ecuador, sostuvo la expresidenta de Chile en un comunicado leído por su portavoz, Liz Throssell, según citó la agencia de noticias Europa Press.

"Debo enfatizar que la responsabilidad del Estado en la seguridad de todas las personas que están bajo su custodia crea una presunción de responsabilidad estatal por estas muertes", indicó el texto.

Desde diciembre de 2020, al menos 390 presos perdieron la vida por motines y enfrentamiento entre bandas.

En el caso de lo ocurrido ayer, la violencia estalló en la cárcel de Santo Domingo por el traslado de un preso, pero Throssell destacó que no es un caso único.

"Estos preocupantes incidentes subrayan una vez más la urgente necesidad de una completa reforma del sistema de justicia penal, también del sistema penitenciario", manifestó.

En este sentido, recordó que todo Estado tiene como "responsabilidad" la seguridad de las personas bajo custodia, por lo que es también culpable indirecto de lo que ocurra en las cárceles y debe emprender una "plena investigación".

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, anunció una batería de medidas para tratar de contener la violencia en las cárceles, algunas de ellas en colaboración con la ONU, pero los motines se repiten y también las muertes.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que ya planteó en 2019 una serie de propuestas internacionales, se ofreció a seguir trabajando junto a las autoridades de Ecuador para hacer frente a un desafío que considera "urgente".

"El Gobierno también debe considerar una hoja de ruta que propusimos para garantizar la seguridad en las prisiones, mejorar las condiciones de los reclusos y garantizar una mejor gestión carcelaria, lo que incluye combatir la corrupción", precisó el comunicado del organismo de la ONU. (Télam)