El representante especial adjunto residente y coordinador humanitario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Afganistán, Ramiz Alakbarov, advirtió hoy que su oficina observó un intenso movimiento de desplazados internos hacia las fronteras del país.

"También estamos viendo movimientos muy intensos de la población a las áreas donde las fronteras de Irán y Pakistán se encuentran ahora cerradas en gran medida, y la gente está utilizando el cruce ilegal para intentar atravesar esas fronteras", indicó Alakbarov.

El representante añadió que la sequía, el aumento de las actividades militares y la toma gradual por parte del opositor movimiento talibán de territorio impulsaron estos desplazamientos.

También señaló que las Naciones Unidas tienen información de deportaciones y expulsiones, principalmente, desde Irán de ciudadanos afganos que regresan al país, consignó la agencia de noticias Sputnik.

El funcionario dijo que dentro de Afganistán, unos 270.000 fueron desplazados internos, dejando las áreas rurales para buscar refugio en centros urbanos y regionales.

El número total de personas desarraigadas en Afganistán alcanzó los 3,5 millones este año.

Pakistán alberga a unos tres millones de ciudadanos afganos y había avisado que su límite para admitir nuevos refugiados está agotado.

El llamamiento humanitario de las Naciones Unidas que busca abordar también la operación para los refugiados afganos en Pakistán e Irán, carece de fondos, ya que solo se consiguió el 43% de un total de 337 millones de dólares solicitados para 2021. (Télam)