La ONU afirmó hoy que no enviará una misión de observación electoral a los comicios regionales del 21 de noviembre en Venezuela por no haber recibido una solicitud formal, pese a que el presidente Nicolás Maduro dijo públicamente que invitaba al organismo.

“Para brindar asistencia electoral, generalmente necesitamos algún tipo de mandato legislativo, pero no tengo conocimiento de ninguna solicitud reciente”, dijo el vocero de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, en conferencia de prensa, según la agencia de noticias Europa Press.

La declaración de la ONU tuvo lugar en medio de la tensión generada en los últimos días entre el gobierno de Maduro y la Unión Europea (UE), que sí resolvió aceptar la invitación de Caracas y enviar observadores, pese a que el proceso electoral ya está en marcha.

El jefe de la diplomacia de la UE, el español Josep Borrell, dijo este fin de semana que el envío de una misión de observación electoral no significa que el bloque esté legitimando al gobierno de Maduro.

Borrel agregó que lo que “se legitimará o no” serán los resultados de los comicios y agregó que Venezuela “no es el país más democrático del mundo”.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) venezolano, el oficialista Jorge Rodríguez, respondió el domingo que “si es así, mejor no venga” la misión de la UE.

Click to enlarge
A fallback.

“Si vienen a violentar los estándares de la ONU y el convenio que ustedes mismos firmaron, mejor no vengan”, agregó Rodríguez.

En medio de un proceso de diálogo con la oposición, la administración de Maduro rehabilitó a varios partidos y dirigentes que estaban impedidos de participar en elecciones, y aceptó que, por primera vez desde 2006, misiones internacionales de observadores supervisen los comicios regionales de noviembre.

Maduro dijo en varias ocasiones que la ONU y la UE estaban invitados a enviar observadores. El bloque europeo confirmó su aceptación a principios de este mes.

Asimismo, las elecciones también serán observadas por técnicos del Centro Carter, informaron días atrás fuentes del Consejo Nacional Electoral (CNE).

La observación electoral -que implica la supervisión en todo momento y lugar en que lo deseen los observadores- está prohibida en Venezuela por una ley de 2009 que aún no fue modificada ni derogada y que solo permite la presencia de “acompañantes electorales” que únicamente pueden acceder a aquello a lo que el gobierno los invite. (Télam)