La iniciativa ACT Accelerator, que encabeza la OMS y fue pensada para acelerar el desarrollo de vacunas y hacerlas accesibles a todos los países, necesita unos 19.000 millones de dólares para cumplir sus objetivos anuales, estimó hoy el titular del organismo sanitario mundial, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En una conferencia de prensa armada por el aniversario del ACT Accelerator, Tedros explicó que la iniciativa se pensó con los objetivos de “un rápido desarrollo de vacunas, diagnósticos y terapias, y el acceso equitativo a esas herramientas".

Y aunque destacó que "el primer objetivo se logró, porque hay varias vacunas seguras y eficaces para prevenir la Covid-19, pruebas diagnósticas rápidas para detectarla y oxígeno y dexametasona para tratarla”, aún resta “un largo camino por recorrer en el segundo objetivo”.

“En todo el mundo hay personas que mueren porque no se les vacuna, no se les hace la prueba y no se les trata. La solución es sencilla: necesitamos que los países y las empresas que controlan los recursos los compartan”, enfatizó el funcionario.

Para Tedros, es preciso “compartir los recursos monetarios para financiar completamente el ACT Accelerator, compartir las dosis de vacunas para proteger a los más expuestos y que todos los países sean transparentes en cuanto a sus donaciones bilaterales de dosis”.

Reclamó además que las naciones más poderosas compartan “la tecnología, los conocimientos técnicos y la propiedad intelectual, para aumentar la producción de forma urgente y masiva".

Tedros graficó que los más de 19.000 millones de dólares que se necesitan este año constituyen "una gota en el océano comparado con los billones de dólares que los gobiernos están gastando en apoyar sus economías, y los enormes ingresos que la mayoría de los fabricantes de vacunas están generando".

"No está bien decir que la desigualdad es simplemente la forma en que está hecho el mundo. No está bien que alguien muera cuando tenemos las herramientas para salvarlo. Es el momento de que todos escribamos una nueva historia; una mejor, que no vea a las naciones como rivales o competidoras, sino como miembros de una familia con un futuro común. Llámenme idealista; llevaré esa insignia con orgullo", enfatizó el funcionario.

Del encuentro participó también el jefe de Gobierno de España, Pedro Sánchez, quien se declaró "muy orgulloso" de que su país integre la iniciativa, y puso de relieve la “esperanza” que alberga un año después del comienzo de ACT Accelerator porque “la vacunación empieza a hacer sus efectos positivos y estamos mejor organizados”.

A su turno, el presidente francés, Emmanuel Macron, denunció la inequidad en el acceso a las vacunas y puso como ejemplo que mientras en Europa hay un vacunado cada 6 habitantes, en África esa relación de uno cada 100. "Esto es inaceptable", sentenció.

Anunció entonces que su país donará 500.000 dosis de vacunas al mecanismo Covax de acá a junio.

Finalmente, el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, pidió a las empresas farmacéuticas que transfieran la tecnología de la vacuna a países de ingresos bajos y medianos "libres de barreras de propiedad intelectual".

“Desafiemos juntos el nacionalismo de las vacunas y garanticemos que la protección de los derechos de propiedad intelectual no se produzca a expensas de vidas humanas”, añadió Ramaphosa, según sitios de medios africanos.

El ACT (Access to COVID-19 Tools) Accelerator fue lanzado el 24 de abril del año pasado, cuando la pandemia recién comenzaba, y está integrada por la OMS, la Comisión Europea, Francia y la Fundación Bill y Melinda Gates. (Télam)