La Organización Mundial de la Salud (OMS) instó hoy a los laboratorios farmacéuticos AstraZeneca y Pfizer a respetar sus compromisos en el marco del mecanismo Covax, mientras la Organización Panamericana de la Salud (OPS) anticipó que espera que mañana Estados Unidos anuncie una donación para impulsar la vacunación mundial.

El secretario general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, puso énfasis en los compromisos asumidos por las farmacéuticas en la distribución de vacunas a través de Covax luego de las polémicas generadas días atrás por los retrasos en las entregas de las dosis en varios países.

"Con la homologación de las dos versiones de la vacuna de AstraZeneca, Covax está preparado para desplegar las vacunas y espera que varios fabricantes respeten sus compromisos", declaró Tedros en conferencia de prensa.

La agencia de la ONU autorizó el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer/BioNTech el 31 de diciembre y el 15 de febrero la de AstraZeneca, producida en India por el Instituto Serum y en Corea del Sur, y que representan la mayor parte de los 337,2 millones de dosis que prevé repartir Covax durante el primer semestre de 2021.

En paralelo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) expresó que espera que Estados Unidos y el resto de los países más ricos del mundo que integran el Grupo de los Siete (G7) anuncien mañana donaciones para Covax, con el objetivo de impulsar la vacunación global contra el coronavirus.

"El acceso equitativo no está garantizado todavía, es importante tener más donaciones de los países ricos", manifestó Barbosa durante una conversación transmitida por redes sociales.

"En la reunión de los países del G7, Estados Unidos probablemente va a hacer un anuncio de una donación y otros países también, lo que va a ser clave", afirmó, acerca del bloque que también conformar Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

Barbosa también pidió una "mayor solidaridad" hacia los países más desfavorecidos para poder superar la pandemia, señalando que hay países que compraron vacunas en cantidades para "cuatro o cinco veces su población".

"Sería muy importante que los países ricos que ya compraron alrededor de 75% de las vacunas del mundo pudieran tener una actitud de mayor solidaridad y hacer que parte de esas vacunas pudieran ser utilizadas inmediatamente también por el mecanismo Covax", dijo.

En ese sentido de solidaridad, dos investigadores instaron hoy a un "esfuerzo mundial" para desarrollar una vacuna universal contra el coronavirus, que sea eficaz también contra sus futuras variantes.

"La creación de herramientas para prevenir la próxima pandemia de coronavirus está a nuestro alcance y debe considerarse una prioridad de salud mundial", indicaron los epidemiólogos Wayne Koff y Seth Berkley en un editorial en la revista Science, replicada por la agencia AFP.

Existen "miles" de estos virus "capaces de infectar a un gran número de animales", desde los cuales podrían transmitirse a los humanos, dicen ambos expertos, y añaden que "hay una posibilidad creciente de que otros coronavirus salten de una especie a otra", expresaron los científicos, ambos jefes de organizaciones que promueven las vacunas.

No es la primera vez que esta iniciativa llega a prestigiosas revistas científicas; la semana pasada en la revista Nature dos investigadores habían pedido también desarrollo de una vacuna universal la semana pasada en Nature, otra prestigiosa revista científica.

Un esfuerzo en ese sentido sería rentable: el costo de la pandemia actual (entre 8.000 y 16.000 millones de dólares, según indican) es "unas 500 veces" superior a las sumas que deberían destinarse para desarrollar una vacuna de este tipo. (Télam)