La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya está supervisando la nueva subvariante de coronavirus IHU detectada en Francia, que por ahora “no está circulando muy activamente”, afirmó hoy una fuente del organismo.

“Esta variante representa menos de 1% de las muestras en Francia”, dijo la epidemióloga líder de la OMS María van Kerkhove, según la agencia de noticias Europa Press.

La especialista explicó que IHU es una subvariante (B.1.640.2) de la cepa B.1.640, cuyos primeros casos fueron detectados en septiembre pasado en varios países y que desde noviembre está “bajo supervisión” de la OMS.

“Hay dos subvariantes, la B.1.640.1 y la B.1.640.2, y es importante que las sigamos, por la cantidad de mutaciones con las que cuenta, pero no están circulando muy activamente”, subrayó Van Kerkhove.

La experta sostuvo que “es bastante común que esta situación ocurra” y aseguró que “las vacunas actuales contra la Covid-19 funcionan para todas las variantes activas” del virus.

Asimismo, la directora del Departamento de Inmunización de la OMS, Kate O’Brien, coincidió con Van Kerkhove en que IHU “es una cepa menos activa y todavía está siendo evaluada”, y en que “el desempeño de las vacunas funciona incluso con estas variantes”.

Click to enlarge
A fallback.

No obstante, advirtió que IHU “es una variante que quizás esté aumentando su prevalencia”, meintras “está pendiente un análisis más profundo” a pesar de que ya se tienen “pruebas específicas” de ella.

La nueva cepa recibió el nombre IHU por la sigla del Instituto Hospitalario Universitario Méditerranée, de Marsella, Francia.

Según los primeros análisis, tiene 46 mutaciones y 37 deleciones que dieron como resultado 30 sustituciones de aminoácidos y 12 deleciones.

Su genotipo llevó a crear un nuevo linaje, el B.1.640.2, que es un grupo hermano filogenético del antiguo linaje B.1.640, renombrado como B.1.640.1. Ambos linajes difieren en 25 sustituciones de nucleótidos y 33 deleciones. (Télam)