La Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) aprobó hoy una resolución que critica la falta de cooperación iraní con la investigación del ente nuclear de la ONU sobre rastros de uranio en al menos tres de sus instalaciones.

El texto, propuesto por Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y Alemania, fue respaldado por 26 de los 35 miembros que forman la Junta, cinco países se abstuvieron, dos estuvieron ausentes y China y Rusia se opusieron.

"El poder para resolver" la crisis "está en manos de Irán", evaluó la enviada de Estados Unidos en Vieja, Laura Holgate en un comunicado replicado por la agencia de noticias Europa Press.

En la misma línea, instó al país a colaborar con el OIEA dado que manifestó que "no hay atajos" de "ningún tipo".

"Irán debe saber que si no proporciona la cooperación necesaria para resolver estas cuestiones, la Junta tendrá que estar preparada para adoptar nuevas medidas", precisó y agregó que "hacer caso omiso" de sus obligaciones y "socavar el régimen internacional" al no proporcionar garantías "no es una opción".

Este es el segundo texto de este tipo en seis meses, después del de junio último.

También calificó de "esenciales y urgentes" las medidas necesarias para que el país vuelva de nuevo a la senda de la "cooperación sustantiva" con el organismo de Naciones Unidas en virtud del artículo 18 del Acuerdo de Salvaguardias Amplias de Irán.

"Debido a la falta de cooperación de Irán, el director general ha informado repetidamente que no puede confirmar la exactitud o integridad de las declaraciones de Irán y no puede proporcionar garantías de que el programa nuclear de Irán sea exclusivamente pacífico", explicó.

Antes de su aprobación, el jefe de la OIEA de Irán, Mohamed Eslami, especificó que las acusaciones contra Teherán son "falsas" y el vocero del Ministerio de Exteriores iraní, Naser Kanani, afirmó que, de darse "luz verde" al texto, la respuesta de Irán será "decisiva" y "efectiva".

"La República Islámica de Irán ha condenado la medida de Estados Unidos y tres países europeos, el Reino Unido, Francia y Alemania, al proponer una resolución anti-iraní a la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica y la considera inaceptable", remarcó Kanani, informaron agencia de noticias iraníes.

El martes último, Irán había cuestionado la "utilidad" de una visita de una delegación del organismo, inicialmente prevista antes de finales de noviembre.

La resolución, simbólica por ahora, puede ser el preludio de un proceso en el Consejo de Seguridad de la ONU, que si puede imponer sanciones. (Télam)