La moción de censura contra la presidenta del Congreso de Perú, María del Carmen Alva, no logró hoy el apoyo parlamentario necesario para avanzar, porque ni siquiera el bloque oficialista, de donde había partido la iniciativa, respaldó esa herramienta, lo que generó la renuncia a la bancada del autor del proyecto.

La propuesta del congresista de Perú Libre (PL) Guillermo Bermejo quedó desestimada con 20 votos a favor, 83 en contra y 16 abstenciones.

Como habían registrado el presente 122 congresistas, se necesitaban 64 para que avanzara la moción.

Después de la sesión, que tuvo momentos de tensión, Bermejo presentó una carta de “renuncia irrevocable” a su bloque, en rechazo a que 16 integrantes de la bancada decidieron no respaldar la admisión a debate de la moción de censura contra Alva.

“Es un gusto hacer llegar mi cordial saludo y a su vez comunicar mi renuncia irrevocable a la bancada de Perú Libre”, dice el oficio que envió Bermejo a la bancada, y que él mismo dio a conocer en sus redes sociales.

El legislador argumentó en su iniciativa contra Alva que la jefa del Congreso -que pertenece al partido de centro Acción Popular- tuvo expresiones contra el Gobierno de Pedro Castillo durante una visita a España y por haber pedido, supuestamente, a diputados españoles un pronunciamiento contra el Ejecutivo peruano.

Click to enlarge
A fallback.

La moción de censura y una posible investigación de la Comisión de Ética estaban basadas en una nota de la revista Hildebrandt En Sus Trece, según la cual Alva pidió a los diputados de España que emitieran “un pronunciamiento señalando que el Perú ha sido capturado por el comunismo” y que el gobierno del presidente Castillo no tiene legitimidad.

El propio vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de España, Antón Gómez-Reino, había considerado “preocupante e impactante” el pedido de Alva a los legisladores españoles, reseñó el diario La República.

El Congreso y el gobierno están en tensión permanente desde el comienzo mismo del mandato de Castillo, a fines de julio pasado.

El oficialista PL es el bloque con más integrantes, pero tenía hasta hoy apenas 37 legisladores sobre 130 bancas totales, y a veces hasta votó dividido.

Con la salida de Bermejo la bancada pierde un voto. (Télam)