La mayoría de los británicos prefieren seguir trabajando desde sus domicilios, ya sea a tiempo completo o al menos parte del tiempo después de la pandemia, según una encuesta de la BBC.

La emisora británica encargó a la consultora YouGov que encuestara a 1.684 adultos que trabajan en oficinas y a 530 líderes empresariales sobre sus predicciones y opiniones sobre el teletrabajo.

Al comienzo de la pandemia, muchos trabajadores de oficinas se vieron obligados a realizar teletrabajo durante los confinamientos, pero a medida que disminuyeron las restricciones se los instó a regresar gradualmente a la oficina.

Pero un total del 70% de las personas encuestadas cree que lo trabajadores "nunca regresarían a las oficinas al mismo ritmo" y sostienen que el mundo del trabajo cambió radicalmente debido al coronavirus.

En ese sentido, los directivos y dirigentes de empresas expresaron su preocupación porque creen que la creatividad en el lugar de trabajo puede verse afectada.

La mitad de los líderes empresariales encuestados creen que los trabajadores que se quedan en sus casas afectarían negativamente tanto la creatividad como la colaboración, en comparación con solo el 38% de la gente común.

Las grandes empresas como el banco de inversión Goldman Sachs y el gigante tecnológico Apple rechazaron los pedidos de mayor flexibilidad, y los primeros incluso han dicho que trabajar desde casa es una "aberración".

La mayoría de los directivos consideran que los jóvenes podrían tener más dificultades para progresar en su carrera en comparación con las personas que van a la oficina.

No obstante, creen que el trabajo en el futuro no requerirá tanto tiempo en la oficina como antes de la pandemia.

El director ejecutivo de la multinacional británica de comunicaciones BT Philip Jansen le dijo a la BBC que planea permitir que la mayoría de sus trabajadores de oficina trabajen en el lugar tres o cuatro días a la semana en el futuro, aunque a miles de sus ingenieros no se les ofrecerá la misma flexibilidad.

"Somos un negocio de personas, por lo que la colaboración, el dinamismo, el trabajo en equipo, la creatividad ... es realmente importante para nosotros", subrayó.

Según la investigación, más de las tres cuartas partes de las personas creen que su jefe les permitirá seguir trabajando desde casa parte del tiempo.

En ese sentido, Maisie Lawrinson que se unió a través del plan de empleo a la plataforma Kickstart del Gobierno en julio pasado también apoyó la idea de volver al trabajo presencial.

"Soy más productiva cuando estoy en la oficina porque es un ambiente más profesional y puedes ver gente", argumentó.

Sin embargo, dijo que todavía aprovechará la oportunidad para trabajar desde casa algunos días, tal vez hacia el final de la semana.

La investigación de la BBC sugiere también que la pandemia puede agravar algunas desigualdades, mientras que otras podrían haber mejorado.

La mitad de los trabajadores encuestados pensó que las carreras de las mujeres podrían verse impulsadas por el trabajo a domicilio y que las tareas de cuidado de los niños serían un obstáculo menor.

La encuesta mostró que los responsables de selección de personal se enfrentan a las expectativas de los candidatos que exigen un trabajo mixto y remoto y a las de las empresas que quieren que el personal vuelva a la oficina al menos una parte del tiempo.

Kam Vara, consultor de contratación de la empresa de recursos humanos Katie Bard, contó que han sido unos meses muy difíciles porque el coronavirus le está enseñando a la gente que ya no funciona trabajar como antes de la pandemia.

"La gente está rechazando oportunidades porque no ofrecen trabajo remoto y prefieren sentarse y esperar a que el trabajo adecuado esté disponible", detalló.

Para la reclutadora, en estos momentos, la situación está bastante desordenada: "lo que un empresario busca es algún tipo de orden. Que la gente vaya a la oficina y tenga algo de estructura. Pero lo que buscan los empleados es algo muy diferente. Va a ser así durante un tiempo hasta que el rompecabezas encaje", ilustró. (Télam)