La Marina de Guerra de Perú rechazó hoy declaraciones del canciller Héctor Béjar, quien responsabilizó a la institución de haber iniciado el terrorismo en el país, desligando así a la agrupación maoísta Sendero Luminoso, derrotada militarmente aunque con un pequeño remanente que es blanco de acusaciones de aislados actos de violencia.

"La Marina de Guerra del Perú rechaza la afirmación antes referida (las palabras de Béjar), carente absolutamente de veracidad, la misma que constituye una afrenta contra los hombres y mujeres que lucharon y continúan luchando contra la delincuencia terrorista, contra las viudas, huérfanas y deudos víctimas de esa execrable acción", respondió la Marina a través de un comunicado.

Ayer, un programa televisivo local difundió declaraciones recientes del canciller, antes de que asumiera el cargo, en las que indicaba que "el terrorismo en el Perú lo inició la Marina, y eso se puede demostrar históricamente".

Asimismo, sostuvo que la Marina había sido "entrenada para eso por la CIA (Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos)", aunque aceptó que no tenía cómo probar sus afirmaciones.

"La Marina de Guerra del Perú deplora afirmaciones de esta naturaleza que pretenden distorsionar la historia de la pacificación nacional", agregó la institución, citada por medios locales y la agencia de noticias Sputnik.

A Sendero Luminoso se le endilga la muerte de entre 31.000 y 37.000 personas entre 1980 y 2000, en su fallido intento de tomar el poder.

Aunque quedan remanentes en el sur de Perú, a la organización se la considera militarmente derrotada.

Su ya anciano líder, Abimael Guzmán, fue trasladado en principios de julio de la cárcel a un hospital por el agravamiento de su salud.

Béjar fundó en 1964 la guerrilla Ejército de Liberación Nacional, con el cual habría cometido delitos que le valieron la pena de cárcel en 1966, aunque recibió un indulto presidencial que lo liberó en 1970. (Télam)