La Fiscalía de Guatemala rechazó hoy el pedido de Panamá de extraditar a los hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), al considerar que ya avaló una solicitud previa para que los juzguen en Estados Unidos por delitos de corrupción.

"El Ministerio Público dio a conocer que resolvió no tramitar la solicitud de extradición que realizó la Fiscalía de Panamá de los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli", reportó el portal informativo Soy502.

Los hermanos Martinelli fueron detenidos en Guatemala en julio de 2020 cuando intentaban ser juramentados como diputados al Parlamento Centroamericano, institución que rechazó hacerlo.

En agosto pasado fue ratificada una decisión del Tribunal Quinto de Sentencia penal que ordenó el pasado 25 de mayo la extradición del menor de los hermanos Martinelli a Estados Unidos, donde es requerido por lavado de dinero durante el mandato de su padre.

Según la acusación de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, los Martinelli son responsables de conspiración para cometer blanqueo de capitales y dos delitos de ocultamiento de información a ese efecto, entre 2009 y 2015, por sumas inferiores al millón de dólares, consignó la agencia de noticias Sputnik.

La acusación precisa que el dinero habría beneficiado a un servidor público panameño, familiar cercano de los imputados y descripto como "un oficial con un altísimo cargo en el Gobierno" entre 2009 y 2014, período durante el cual Martinelli fue presidente.

La detención de los hermanos coincide con sendas investigaciones en Panamá contra su padre por el caso New Business sobre la compra de un grupo mediático con fondos públicos y por irregularidades en licitaciones ganadas por la gigante constructora brasileña Odebrecht, uno de los casos de corrupción más grandes en la historia reciente de América Latina.

Los hermanos están presos en el cuartel militar Mariscal Zavala, en Ciudad de Guatemala, junto a unos 200 presos de alto perfil. En julio pasado, supuestamente intentaron fugarse, según el Sistema Penitenciario de ese país. (Télam)