Una niña que nació a bordo de una precaria embarcación cuando su madre camerunesa intentaba llegar a España obtuvo hoy la nacionalidad española, en un fallo inédito de la Justicia de ese país europeo.

La Audiencia Provincial de la norteña ciudad de Guipúzcoa "ha reconocido por primera vez la nacionalidad española a una niña que en mayo de 2018 nació en una patera cuando se dirigía a la costa española", ratificando la sentencia dictada por un tribunal inferior en noviembre de 2021, anunció el Poder Judicial en su página web.

La decisión se basa en el interés superior de la menor, un "objetivo constitucionalmente legítimo", según el fallo de la Audiencia.

"Consentir que la niña permanezca en el limbo de la apatridia en situación de desigualdad con respecto de otros menores supone una merma significativa para sus derechos básicos y fundamentales, entre otros, el derecho a la educación", agregó el comunicado, que fue reproducido por la agencia de noticias AFP.

Ante esta sentencia, si el Estado desea apelar puede hacerlo en casación o argumentando una infracción procesal. 

El recurso contra la concesión de la nacionalidad a esta niña fue interpuesto por el abogado del Estado, que defiende los intereses del Gobierno.

La niña nació en la barca y llegó de manera irregular con su madre a la ciudad sureña de Tarifa el 8 de mayo de 2018 y desde entonces reside en España.

Su madre había logrado regularizar su propia situación, pero le negaron la inscripción de su hija en el registro civil, lo que impedía a la niña acceder con normalidad a servicios básicos como la salud y la educación.

Según las últimas cifras del Ministerio del Interior español, más de 40.000 inmigrantes llegaron a España en 2021 por mar, la mayoría zarpando en Marurecos, como la madre y la niña de la sentencia.

Aunque el ritmo está siendo mayor en 2022, y hasta el 31 de mayo habían llegado unos 11.200, un 12% más que en el mismo periodo del año anterior, en las últimas semanas hubo un descenso de las llegadas de embarcaciones, coincidiendo con la mejora de las relaciones diplomáticas entre Marruecos y España.

Para conseguir la nacionalidad no basta con haber nacido en suelo español, hay que tener padres españoles, o, alternativamente, llevar 10 años residiendo en el país o estar casado con un español o española.

Según datos oficiales, en 2020 el número de extranjeros a los que se concedió la nacionalidad española por residencia fue ligeramente superior a 80.000, menos de la mitad que en 2019. (Télam)