El Tribunal Supremo de Irán ratificó la pena de muerte a la que fue condenado el bloguero disidente Ruholá Zam, informaron hoy fuentes oficiales.

La máxima Corte dejó firme la sentencia emitida en junio pasado por un tribunal de Teherán, dijo el vocero del Ministerio de Justicia, Gholan Hosein Ismaili.

Zam fue condenado a la pena capital tras ser considerado culpable de difundir propaganda contra las autoridades iraníes a través de su sitio web Amad News.

También fue responsabilizado de incitar a protestas contra el gobierno, algunas de ellas violentas, según la agencia de noticias iraní ISNA.

El condenado repudió un supuesto fraude en las elecciones en que fue reelecto el presidente Mahmud Ahmadinejad en 2009 y huyó de Irán.

Más adelante, Zam fue engañado por fuerzas de seguridad iraníes para que se desplazara a Irak; allí fue arrestado y llevado de vuelta a Teherán, donde se declaró culpable y pidió clemencia, según la agencia Europa Press. (Télam)