Una denuncia de abuso sexual en China, considerada como el primer caso en el país similar al movimiento 'Me Too' (Yo También) que explotó en Estados Unidos y gran parte de Occidente, fue desestimada por la Justicia.

"Las pruebas aportadas por la denunciante Zhou no son suficientes para establecer que fue objeto de acoso", informó anoche en un comunicado el tribunal del distrito de Haidian, en Beijing, donde se investigó el caso, según la agencia de noticias AFP.

Zhou Xiaoxuan, de 28 años, acusó en 2018 al conocido presentador Zhu Jun de haberla besado y acariciado a la fuerza cuando era becaria, cuatro años atrás, en la televisión nacional.

Sus denuncias desencadenaron una avalancha de testimonios similares en redes sociales e incluso de acusaciones en otros ámbitos, como el universitario, una consecuencia similar a la del movimiento 'Me Too' que provocó una lluvia de denuncias de acoso y abuso sexual, primero en Estados Unidos, y luego en muchos otros países, especialmente, occidentales.

Después de tres años de batalla jurídica de Zhou, el tribunal de Justicia estimó que no había pruebas suficientes para justificar un proceso. La joven, que no volvió a trabajar en medios públicos, pedía una disculpa pública y una indemnización de 50.000 yuanes (unos 7.760 dólares).

China aprobó el año pasado una ley antiacoso que, sin embargo, no ha vencido las reticencias y miedos de una mayoría de mujeres chinas a la hora de denunciar este tipo de casos, por temor a la mirada social, los cuestionamientos y a las pocas condenas en este tema. (Télam)