La justicia de Chile resolvió que el exlíder de la organización guerrillera Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) Mauricio Hernández, alias Comandante Ramiro, deberá permanecer en régimen de aislamiento en una cárcel de alta seguridad, informó hoy la prensa internacional.

Lo determinó la Corte de Apelaciones de Santiago, que revocó un fallo de primera instancia que a fines de abril ordenó el fin del aislamiento de Hernández luego de que su defensa argumentara que su situación carcelaria era “inhumana y degradante”.

El tribunal de alzada justificó las medidas impuestas por la Gendarmería (servicio penitenciario) debido al comportamiento de Hernández y a su historial en establecimientos penales, según la agencia de noticias Ansa.

Al respecto, la Corte recordó la fuga que el exjefe guerrillero protagonizó el 30 de diciembre de 1996, a bordo de una canasta elevada por un helicóptero, junto a otros tres miembros del FPMR.

Hernández llegó a Chile en extradición el 20 de agosto de 2019, procedente de Brasil, donde estuvo encarcelado desde 2002 por el secuestro del publicista Washington Oliveira.

En Chile fue condenado a prisión perpetua, pero debido al acuerdo de extradición con Brasil, se le redujo la pena a 15 años de reclusión por el asesinato en abril de 1991 del exsenador Jaime Guzmán y el secuestro de Cristián Edwards, hijo del dueño del diario El Mercurio, Agustín Edwards. (Télam)