La Justicia de Chile informó hoy que ordenó al Fisco pagar una indemnización equivalente a unos 215.000 dólares por daño moral a Exequiel Lara, dirigente sindical detenido y torturado en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Lo resolvió en primera instancia el Decimonoveno Juzgado Civil de Santiago, según un comunicado publicado en el sitio web del Poder Judicial.

Lara fue secuestrado el 14 de mayo de 1980 en Talca, a 250 kilómetros al sur de Santiago, por agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI), policía secreta de Pinochet, por ser militante del Partido Socialista y dirigente sindical.

Fue trasladarlo a un cuartel militar, donde fue víctima de varias torturas e interrogatorios, que incluyeron corriente eléctrica en los genitales y simulacros de fusilamiento.

El tribunal resolvió que la demanda contra el Fisco "tiene asidero en los ejes del derecho internacional de los derechos humanos" que obligan a Chile "al reconocimiento y completa protección al derecho de íntegra reparación de los daños provenientes de estos delitos".

Asimismo, determinó que "encontrándose acreditado el ilícito, la responsabilidad del Estado, y la circunstancia de detención, prisión política y tortura de don Exequiel René Lara Ruiz, y que no habría tenido lugar sin la intervención de funcionarios estatales no se hubiera producido, queda por dar establecida la responsabilidad del Estado de Chile en los hechos relatados".

Si bien existía la posibilidad de la prescripción del caso, la justicia no aplicó ese criterio debido a que los delitos corresponden a violaciones de derechos humanos, consideradas imprescriptibles.

En 2003 se creó la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, conocida como Comisión Valech, que tuvo la misión de investigar y recoger testimonios de todos los casos de abusos, torturas y asesinatos cometidos durante la dictadura, proceso del cual participaron más de 35.000 personas presentando su testimonio, y que según los resultados de 2004 que luego fueron ampliados en 2011, las víctimas de la dictadura superaron las 40.000 personas.

En 2011 con el informe actualizado de la Comisión Valech II, se dio a conocer que más de 3.000 personas murieron o desaparecieron entre 1973 y 1990, y 200.000 fueron obligadas a salir del país. (Télam)