La Fiscalía de La Paz rechazó hoy la denuncia por terrorismo presentada en agosto por el entonces Gobierno interino de Bolivia contra el expresidente Evo Morales al concluir el plazo previsto para efectuar la investigación sin que se haya tomado declaración a los otros acusados, informó la red nacional televisiva Gigavisión.

El plazo que había para investigar el caso era de seis meses, que se amplió a otros dos. Los otros acusados, como el actual presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, y algunos dirigentes del partido de Morales, Movimiento Al Socialismo (MAS), declinaban declarar, por lo que el caso no avanzaba.

Así las cosas, el juez de la causa invitó a los fiscales a emitir una resolución y, dado que los plazos ya estaban vencidos, la decisión ha sido rechazar el proceso, según recogió el diario local El Deber, citado por la agencia de noticias Europa Press.

La denuncia contra Morales, que ya regresó a Bolivia, se basa en una grabación que hizo pública el Gobierno de facto de Jeanine Áñez, en la que una voz que se atribuye al exmandatario insta al líder cocalero Faustino Yucra a dar "dura batalla a los fascistas y racistas".

"Va a ser hora de combate, combate, combate; con el pueblo alteño y otros sectores, vamos a derrotarlos", sostiene.

En concreto, le ordena que hagan "cercos de verdad" de modo que "no entre comida a las ciudades" y le explica además que para que la gente no se "canse" los organice en grupos que se vayan rotando "cada 24 horas".

"Hay bloqueo hasta ganar, hermano", le indica.

La Fiscalía de La Paz emitió la imputación contra Morales en julio y solicitó su detención preventiva.

Sin embargo, después de la victoria del MAS en las elecciones del 18 de octubre, la Justicia dejó sin efecto la imputación que emitió la Fiscalía y levantó la orden de detención en su contra. (Télam)