La justicia de Bolivia ratificó hoy la fecha del 7 de marzo para la realización de las elecciones regionales, al rechazar la demanda de un candidato a la alcaldía de La Paz que buscaba una postergación de los comicios ante la segunda ola de coronavirus que azota al país, que registra más de 225.000 casos y casi 11.000 muertos.

La Sala Constitucional Cuarta del Tribunal de Justicia de La Paz rechazó el recurso que solicitaba un aplazamiento de las elecciones interpuesto por el exdiputado opositor y ahora candidato del Partido Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL) Amílcar Barral con el argumento del riesgo de contagios por el coronavirus, según la agencia de noticias ABI y el diario Página Siete.

El lunes pasado, el tribunal admitió el recurso presentado por Barral, quien argumentó que se debía cumplir con lo establecido en el Artículo 135 de la Constitución y por tanto prevalecer el derecho a la salud y la vida.

Sin embargo, dos días después, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, argumentó que ya se tiene la experiencia de elecciones en época de pandemia y que hay diversas medidas para que no representen un riesgo. Además destacó que las recientes elecciones presidenciales no elevaron la tasa de contagios.

Otros políticos, como el expresidente Jorge Quiroga, el exministro Oscar Ortiz y el alcalde de La Paz, Luis Revilla, también pidieron al TSE aplazar por la pandemia las elecciones en las que se elegirá a gobernadores, asambleístas departamentales, alcaldes y concejales para los nueve departamentos y más de 330 municipios del país para el período 2021-2026.

El TSE anunció que estableció, junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sistemas de bioseguridad para las elecciones regionales incluso más estrictos que los aplicados en la votación general de octubre pasado.

El organismo descartó posponer los comicios y avanza con las actividades previstas en el calendario electoral, incluido el reciente sorteo de los jurados y la presentación de las medidas de bioseguridad que se aplicarán en la jornada de votación.

Entre las medidas que se aplicarán están la habilitación de más recintos electorales, la ampliación del horario de votación y su segmentación por edades, así como el sorteo de jurados menores de 18 a 50 años.

Estas medidas fueron aplicadas en los comicios generales de 2020, que convocaron a más de 7,3 millones de votantes y finalmente registraron una participación del 88 % sin que eso incida en la estadística general de los contagios. (Télam)