La ley electoral colombiana permite la presentación de candidatos "independientes", esto es, sin el respaldo de un partido político o una alianza, si logran reunir firmas de ciudadanos que avalen su postulación, aún para la Presidencia, una pretensión que ya manifestaron 31 aspirantes para 2022.

A la treintena de postulantes presidenciales que quieren ser candidatos de un partido o una alianza, se suman otros 31 dirigentes que buscan firmas para que se habiliten sus candidaturas como independientes, aunque se descuenta que a las boletas llegarán muchos menos.

Una ley de 1994 permite la inscripción de esos independientes y, según la Registraduría Nacional, ya hay 31 comités promotores anotados. Aunque la cifra parece alta, es menor que la de 2018, cuando llegaron a ser 49. Sin embargo, solo 11 lograron convertirse en candidatos en las elecciones generales.

"Siempre cabe la chance de un outsider. Que aparezca como alguien diferente. Por ahora no se ve, pero los outsider aparecen faltando cuatro, cinco meses. En Colombia nunca pasó. Casi que las fuerzas políticas definen quién es el presidente. Somos tradicionales, en algún sentido", analizó el sociólogo Alexander Gamboa.

En la misma línea, advirtió que "el desprestigio del uribismo permeó a las instituciones y eso llevó el desprestigio a muchas instituciones", lo que genera "siempre una posibilidad para un outsider", por lo que no "descartaría totalmente, aunque sea muy difícil" alguna irrupción sorpresiva desde afuera de la política.

En principio, estos independientes deben juntar antes del 17 de diciembre 580.620 para pasar después el filtro de la validación.

Por el momento, los nombres más conocidos que amagan con buscar por esta vía una postulación para la elección presidencial son los del exalcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández y el excomisionado de paz Miguel Ceballos. (Télam)