La jefa del gabinete de Perú, Mirtha Vásquez, ratificó hoy que el gobierno no cerrará operaciones mineras de manera unilateral, al cabo de varios días de polémicas y declaraciones contradictorias.

"Ratificamos lo que hemos venido sosteniendo: el gobierno respeta el estado de derecho, no hay vulneración de la seguridad jurídica ni cierres unilaterales", enfatizó en su cuenta de Twitter.

Precisó además que el Estado asume la función de fiscalizar los procesos de cierre de las minas y el control ambiental acorde a los marcos legales.

Vásquez comentó la reciente declaración de la Presidencia del Consejo de Ministros sobre el diálogo sostenido con la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía.

En ese documento, se indica que el el gobierno del presidente Pedro Castillo busca promover un nuevo enfoque para el relacionamiento activo y positivo entre las empresas mineras y las poblaciones de las áreas de influencia.

El mismo tiene por objetivo atender las preocupaciones de las comunidades y el cuidado del medio ambiente, consignó la agencia estatal de noticias Andina.

Click to enlarge
A fallback.

Además, descarta el cierre unilateral de operaciones mineras y reafirma su absoluto e irrestricto respeto a los derechos fundamentales, al marco constitucional y legal vigente y a la libertad de empresa.

El sábado pasado, Vásquez anunció el cierre de cuatro minas explotadas por privados en el departamento sureño Ayacucho, debido a problemas ambientales derivados de las operaciones y que son sufridas por las poblaciones cercanas a los yacimientos.

Dos días después, Castillo negó que el Ejecutivo fuera a cerrar esas cuatro minas.

El mandatario se encuentra en una situación delicada por un pedido de destitución impulsado por la tercera vicepresidenta del Congreso, Patricia Chirinos, al que se sumó la líder opositora Keiko Fujimori. (Télam)